miércoles, 8 de julio de 2020 05:57
Deportes

​Casillas podría ser candidato a la Federación para apartar a Rubiales

|

Casillassalehospital 1


Uno de los primeros capítulos de la novela apareció en agosto de 2018, cuando la Liga de Clubes quiso celebrar un partido de liga que acababa de empezar en Estados Unidos, como parte de un acuerdo publicitario.


En octubre, cuando las protestas en Cataluña aplazaron un Barcelona-Real Madrid, el segundo capítulo fue sobre la reprogramación del partido para el Santiago Bernabeu o la estancia en el Camp Nou. Finalmente, en las últimas semanas del año, el tercer capítulo fue de nuevo sobre un partido en los Estados Unidos, un Villarreal-Atlántico-Madrid, esta vez en Miami.


Tres capítulos que explican, en toda su extensión, la dificultad de relación y entendimiento entre la Federación Española de Fútbol y la Liga Española de Clubes en los últimos tiempos. 


Luis Rubiales y Javier Tebas, presidentes de uno y otro organismo, respectivamente, no han ocultado el hecho de que discrepan en prácticamente todos los puntos centrales del fútbol en España y han polarizado la opinión pública. 


Rubiales, en general, se ha erigido en el ganador de todos los partidos: ha conseguido implantar el formato reformulado de la Supercopa, jugada en modo minitorneo en Arabia Saudí, ha evitado la celebración de partidos de campeonato en el extranjero y ha mantenido el Barcelona-Real Madrid en Cataluña. En medio, la relación sufrió una erosión casi inevitable - erosión que ahora puede poner a Iker Casillas en el ojo del huracán.


Javier Tebas está considerando desafiar a Casillas con una candidatura a la presidencia de la Federación Española de Fútbol. Se espera que Luis Rubiales convoque a elecciones para la segunda mitad de marzo, por delante de los dos particulares de la selección española que ya sirven de preparación para la Eurocopa 2020, y Tebas considera que el portero es el nombre ideal para retirar el apoyo a Rubiales y tener un aliado en lugar de un rival al frente de la federación.


Aún así, Casillas mirará con especial cautela el posible reto que plantea Javier Tebas. En un escenario en el que aceptó correr y enfrentarse a Luis Rubiales, el español se vería obligado a poner fin a su carrera de forma definitiva, algo que aún no ha hecho.


Tras sufrir un infarto de miocardio el primer día de mayo del año pasado, el portero no volvió a jugar en el FC Porto e integró la estructura de los dragones, pero aún no ha anunciado formalmente el final de su carrera, algo que tendría que ocurrir para poder solicitar la dirección de la Federación.


'Sport' también indica que, además del pleno apoyo de la Liga de Clubes, Casillas contaría con el respaldo de la Asociación Española de Futbolistas y de la gran mayoría de los jugadores del país. Si se presenta, el portero debería ser el único rival de Luis Rubiales, que lleva en el cargo desde mayo de 2018 y que podría ver ampliado su propio mandato hasta el año 2024 de forma victoriosa.

relacionada Casillas vuelve a entrenar seis meses después de su infarto
relacionada ​Cuatro años de cárcel para el agente que llevó a Casillas al F.C. Porto

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil