miércoles, 26 de febrero de 2020 23:51
Politica

Gibraltar dice que no le sorprenden las directrices de la UE y advierte de que una actitud hostil sería "intimidación"

|

Peñón de Gibraltar

El Gobierno de Gibraltar ha indicado este lunes que las últimas directrices de negociación del Consejo de Europa en relación con el Brexit aprobadas por Bruselas y ha advertido de que una actitud hostil sería "intimidación" y el Peñón no lo va a consentir.

"Las directrices publicadas por la UE no resultan nada sorprendentes. No obstante, francamente, esta insistencia continuada sobre la exclusión de Gibraltar dice mucho de la UE. Mantendremos una actitud positiva y con miras al futuro", ha indicado el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo.

La propuesta de mandato presentada este lunes por el negociador europeo, Michel Barnier, recoge, entre otras cuestiones, que España seguirá teniendo derecho a veto en lo que se refiere a Gibraltar en las negociaciones que la Unión Europea iniciará el próximo mes con Reino Unido para diseñar el marco de su relación futura, del mismo modo que lo tuvo durante las negociaciones del Brexit.

"Ningún acuerdo entre la Unión y Reino Unido negociado en base a estas directivas de negociación incluirá Gibraltar", expone sobre el alcance de la negociación el borrador del texto legal presentado por Barnier en una rueda de prensa en Bruselas.

En este sentido, el Gobierno del Peñón ha indicado que no se sorprende de que las directrices "una vez más, hagan referencia de forma especial a Gibraltar", un enfoque que es similar, según recuerda, al aplicado por la UE en documentos anteriores en 2017 y 2018.

"A nadie debería sorprender que la UE adopte la posición de Irlanda sobre Irlanda del Norte, la posición de Chipre sobre las Bases Soberanas del Reino Unido en el país y la posición de España sobre Gibraltar", ha argumentado en un comunicado.

Pese a ello, ha advertido que, no obstante, "la actitud hostil hacia un pequeño territorio de 30.000 personas por parte de una enorme organización supranacional se considerará intimidación y discriminación" y, en este sentido, considera que "debería ser evidente que ni el Gobierno ni el pueblo de Gibraltar serán intimidados".

En esta misma línea, Gibraltar ha indicado que además "este enfoque constituye lo opuesto a lo que predica la UE" y, en concreto, señala que el enfoque es contrario al artículo 8 del Tratado de la Unión Europea de desarrollar con los países vecinos relaciones preferentes, con el objetivo de establecer un espacio de prosperidad y de buena vecindad basado en los valores de la Unión y caracterizado por unas relaciones estrechas y pacíficas fundadas en la cooperación.

Igualmente, cita el artículo 2 del mismo Tratado, que establece que la Unión se fundamenta en los valores de respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de Derecho y respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías. Además, añade que estos valores son comunes a los Estados miembros en una sociedad caracterizada por el pluralismo, la no discriminación, la tolerancia, la justicia, la solidaridad y la igualdad entre mujeres y hombres.

Desde el Peñón, el Ejecutivo ha resaltado que "las últimas directrices representan la visión de la entidad de negociación en el otro lado de la mesa y no la del Reino Unido" y ha dicho recibir "de buen grado" el hecho de que el primer ministro británico, Boris Johnson, haya dejado claro "una vez más" que el Reino Unido "negociará en nombre de toda la familia británica y que ésta incluye a Gibraltar".

En cualquier caso, ha subrayado que no queda claro si se materializará un acuerdo entre el Reino Unido y la Unión Europea fruto de las negociaciones ni qué forma tomará y, por tanto, si este acuerdo sería relevante para Gibraltar o no.

"Creemos que un acuerdo que garantice la fluidez en la frontera será clave para garantizar aún más prosperidad compartida para Gibraltar y toda la región que nos rodea. Pero esta fluidez debe quedar asegurada de forma no discriminatoria y no solo a favor de los trabajadores transfronterizos en detrimento de los residentes en Gibraltar, porque no estaremos de acuerdo", ha indicado Picardo.

En esta misma línea, el ministro principal de Gibraltar ha resaltado que en este momento es necesario "mostrar madurez y generosidad". "Estaremos a la altura de las circunstancias y el desafío que tenemos ante nosotros. Esperamos que las entidades que nos superan en tamaño también lo estén", ha zanjado.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil