lunes, 21 de septiembre de 2020 02:46
Ciencia e investigación

Este es el mundo más lejano y antiguo del sistema solar

|

Arroktoh estu00e1 a mu00e1s de 6.000 millones de kilu00f3metros de la Tierra NASA


Fue un momento histórico que sólo una sonda robótica pudo observar. El 1 de enero de 2019, New Horizons, colocado en el espacio por la NASA, voló sobre un cuerpo congelado y totalmente desconocido a más de 6.000 millones de kilómetros de la Tierra. 


Es el objeto celestial más antiguo y distante que haya visitado una nave terrestre. Los datos recogidos permiten comprender mejor el origen de los planetas.


Más de un año después, todos los datos recopilados por la sonda de la NASA fueron publicados. Ultima Thule, ahora rebautizada como Arrokoth, que significa cielo en la lengua de los indios americanos, es un mundo pequeño, de 36 kilómetros de ancho, formado por dos grandes esferas aplanadas unidas por un estrecho collar. Es uno de los millones de objetos que componen el cinturón de Kuiper, una zona del sistema solar con objetos de muy diferentes tamaños - Plutón es quizás el más famoso - que se extiende más allá de la órbita de Neptuno por cientos de millones de kilómetros, hasta los límites del sistema solar.


La temperatura máxima de verano en Arrokoth es de unos 200 grados bajo cero debido a la falta de luz solar, dijo John Spencer, uno de los principales científicos de la misión, citado por El País. "La superficie de este mundo es muy suave y de color rojo oscuro. Casi no hay colinas y tiene pocos cráteres de impacto. La fuerza de gravedad es tan baja, unas mil veces menor que en la Tierra, que si alguien salta con fuerza puede volar desde la superficie e ir al espacio", explica Spencer.


New Horizons ha pasado a unos 3.500 kilómetros de la superficie de Arrokoth, pero sus cámaras fueron capaces de retratarla en detalle.


Los resultados científicos de esta parte de la misión, publicados en la revista 'Science', muestran que Arrokoth se formó hace más de 4.000 millones de años, cuando el sistema aún se estaba formando alrededor de un sol muy joven. A juzgar por los pocos cráteres en su superficie, los expertos creen que el objeto ha permanecido casi intacto desde entonces y, por lo tanto, pueden explicar muy bien cómo los primeros pasos en la formación de los planetesimales, pequeños cuerpos de polvo y tierra, acabaron por formar todos los planetas del sistema solar.


"Nos da una imagen mucho más clara de cómo se formaron todos los planetas, incluida la Tierra", subraya John Spencer. "La fusión apoya nuestra idea de que los planetas se formaron por el colapso gravitacional de pequeñas nubes de polvo. Las colisiones fueron tan leves que permitieron que diferentes objetos se fundieran en órbita a corta distancia", añadió.


William McKinnon, investigador del proyecto Nuevos Horizontes, explicó que Arrokoth es para la evolución de los planetas del Sistema Solar "como los fósiles son para la evolución de los planetas".

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil