sábado, 6 de junio de 2020 22:17
Politica

Exteriores explica a los corresponsales la gestión de la epidemia y niega que se actuase tarde

|

La secretaria de Estado de Cooperación, Ángeles Moreno (i), la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya (c) y el director general de españoles en el Exterior y Asuntos Consulares, Juan Duarte (d)

Prepara documentación para detallar las medidas y dejar claro que España actuó conforme a las recomendaciones de la OMS

El Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación se ha propuesto mejorar la comunicación sobre los esfuerzos de España contra el coronavirus y hacer frente a lo que considera interpretaciones desacertadas en la prensa nacional y la internacional.

En un momento en que España se ha convertido en el segundo país con más víctimas mortales por la enfermedad, junto a las frecuentes entrevistas de la ministra, Arancha González Laya, con medios extranjeros, el Ministerio ha organizado este viernes una sesión informativa a distancia con una veintena de corresponsales extranjeros --la primera del nuevo equipo con ellos--.

También está preparando documentación para explicar las medidas que se han puesto en marcha para los distintos colectivos, infografías y cronologías para dejar claro que España no actuó tarde contra la epidemia, sino siguiendo en todo momento las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en particular en los días previos a que ésta declarase la pandemia global.

Fuentes de Exteriores defienden que las medidas de contención están sirviendo para contener la pendiente de la curva de contagios, argumentando que entre el 28 de febrero y el 16 de marzo el incremento diario de casos fue de entre el 30 y el 40 por ciento, mientras que entre el 17 y el 24 de marzo este aumento ha sido del 20 por ciento o menor. El 26 de marzo se contabilizaron 56.188 casos, un 18 por ciento más que el día anterior.

En cuanto al número de fallecidos, una estadística en la que España está en segundo lugar, solo por detrás de Italia, las fuentes argumentan que el Gobierno español está siendo especialmente transparente y riguroso en el cómputo. Añaden que, a diferencia de lo que hacen otros países, incluye en él a todos los fallecidos que han dado positivo en el test, mientras que en otros países solo se contabilizan a quienes han fallecido como consecuencia directa del virus, es decir que una parte de las cifra es achacable al celo en la transmisión de datos.

Otro de los mensajes es que desde el 5 de marzo, nueve días antes de la declaración del estado de alarma, existe un protocolo de actuación en las residencias de ancianos que coordinan la vicepresidencia segunda, las comunidades autónomas y los municipios y que posteriormente se han dictado órdenes autonómicas de obligado cumplimiento. La noticia de que el Ejército encontró a ancianos fallecidos en algunas residencias ha dado la vuelta al mundo y esta misma semana la ministra recibió una pregunta sobre el tema en la CNN.

Para rechazar la tesis de que España actuó tarde, manejan la cifra de que el Gobierno declaró el confinamiento generalizado con 120 fallecidos y algo más de 4.000 contagios, mientras que Francia lo hizo con 148 fallecidos y 6.500 contagios, Reino Unido con 281 fallecidos y 5.600 casos e Italia con 463 fallecidos y más de 9.000 contagios. Así, defienden que España tomó medidas agresivas temprano.

RECOMENDACIONES DE LA OMS
Exteriores también está elaborando una cronología para contextualizar cada medida adoptada en España con lo que en cada momento recomendaba la OMS que, por ejemplo, el 2 de febrero pedía no imponer restricciones no previstas por las normas sanitarias internacionales para no aumentar el miedo y la estigmatización.

Tres días después del partido Valencia-Atalanta en Bérgamo --que se ha considero un acelerador de la epidemia-- la OMS recomendaba el 22 de febrero evitar contacto directo con contagiados, pero aún ninguna medida específica para los viajeros. El 29 de febrero seguía desaconsejando restricciones comerciales o de viaje con países con brotes de la enfermedad.

Las fuentes recuerdan que el 3 de marzo en España se decidió celebrar a puerta cerrada las competiciones deportivas profesionales y cancelar los congresos de profesionales sanitarios.

LAS RECOMENDACIONES LLEGARON EL 9M
El 7 de marzo la OMS dijo que China demostró que se podía frenar la enfermedad con medidas de contención e instaba a la sociedad en su conjunto a seguir las precauciones, pero el 7 y el 8 aún hubo actos multitudinarios en todo el mundo.

Es el 9 de marzo, subrayan las fuentes, cuando la OMS dice que los países con transmisión comunitaria pueden considerar medidas como cierre de colegios o cancelación de eventos multitudunarios, y eso fue lo que hizo el Consejo Interterritorial de Salud para Madrid y otras zonas con contagio. El 10 se prohibieron los vuelos a Italia y los viajes del Imserso, y el 11 la OMS declaró la pandemia global.

Es el argumento que ha usado la ministra en una entrevista que publica este viernes 'The Guardian' a la pregunta de si fue un error la manifestación del 8M: "Fue el 9 de marzo, un día después, cuando los científicos nos dijeron 'las cosas se están poniendo peor, así que deberíais ir a un nivel de alerta diferente', y lo hicimos".

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil