sábado, 31 de octubre de 2020 21:20
Economía

La subida de las pensiones en 2021 les costará 1.439 millones al Estado

|

La revalorización de las pensiones en 2021 con el IPC (0,9%, según estima el Gobierno) tendrá un coste de 1.439 millones de euros, de acuerdo con las previsiones que realiza el Ejecutivo en el Plan Presupuestario remitido a Bruselas.
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá Esta subida, idéntica a la de 2020, se corresponde con la previsión del Ejecutivo del deflactor del PIB, el índice más aproximado al IPC, para el próximo año, que augura un alza del 0,9%, y estaría en línea con su compromiso de garantizar el poder adquisitivo de los pensionistas.

Según consta en el Plan Presupuestario, el Gobierno se ha marcado como objetivo la asunción por parte del Estado vía impuestos de partidas de gasto que actualmente se sufragan con cotizaciones sociales, ya que ello "limita la capacidad del sistema de afrontar el volumen de gasto en pensiones".

En este sentido, el Plan contempla una transferencia en 2021 del Estado a la Seguridad Social por importe de 13.929 millones de euros, para cubrir, entre otros, parte de los gastos que asumía el sistema.

"Esta clarificación de los gastos y de su financiación ha de resultar clave en dos sentidos. Uno, rectificar la imagen distorsionada de desequilibrio del sistema percibida por los ciudadanos que, pese a no reflejar la situación real, está generando alarmismo e incertidumbre a los pensionistas y al conjunto de la población. Y, dos, afrontar en buenas condiciones los desafíos de largo plazo, principalmente el envejecimiento poblacional consecuencia de la jubilación de la generación del baby boom", explica el Gobierno.

El Ejecutivo identifica como gastos que se financian con cargo a cotizaciones sociales pese a su naturaleza no contributiva las reducciones en la cotización a la Seguridad Social para fomento del empleo, la prestación por nacimiento y cuidado de hijos, el complemento de pensiones por maternidad, las medidas de apoyo ('subvenciones implícitas') a regímenes especiales para ayudas a sectores o el coste de complementar las lagunas de cotización para el cálculo de la pensión de jubilación, entre otras.

Las proyecciones del Gobierno apuntan a un déficit de la Seguridad Social del 4,1% del PIB para este año y del 3% en 2021, si bien esta cifra se reducirá a la mitad, hasta el entorno del 1,3%, al asumir el Estado 1,7 puntos del saldo negativo previsto, equivalente a 18.396 millones de euros.

RECUPERACIÓN TOTAL DEL EMPLEO EN 2022
Según el Gobierno, el presupuesto de la Seguridad Social para 2021 plasma en sus cifras "un escenario de recuperación económica" tras un 2020 en el que se redujeron los ingresos y aumentaron los gastos de manera "muy significativa" por la pandemia del coronavirus.

Aunque el Ejecutivo espera que la recuperación económica y del empleo sea "intensa" en 2021, no se alcanzarán los niveles de empleo previos a la crisis sanitaria, de tal forma que la recuperación total de la ocupación no se alcanzará hasta el año 2022.

En los que respecta a los ingresos por cotizaciones sociales, el Gobierno reconoce que este año registrarán un "importante deterioro", con una caída del 2,5%, debido fundamentalmente al impacto de las medidas de carácter laboral adoptadas por el Gobierno para proteger el empleo, entre ellas las sucesivas prórrogas de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

"Adicionalmente, las cotizaciones caerán como consecuencia del deterioro del mercado laboral ante la crisis, que frenará la creación de empleo prevista antes de la pandemia, con un descenso significativo del número de afiliados", expone el Gobierno.

De esta forma, los ingresos por cotizaciones ascenderán en 2020 al 14,2% de PIB, cifra que aumenta respecto a las previsiones del Programa de Estabilidad, ya que, según explica el Ejecutivo, el impacto de las exoneraciones de cuotas por trabajadores en ERTE y para los autónomos en cese de actividad no se registran en las previsiones actuales como menores ingresos por cotizaciones, sino como gasto de subvenciones, criterio diferente al utilizado en el Programa de Estabilidad.

Para 2021, "una vez finalizada la vigencia de muchas de las medidas adoptadas para combatir los efectos ocasionados por el Covid", el Gobierno estima que los ingresos por cotizaciones sociales "se recuperen significativamente", con un aumento del 1,37%, hasta alcanzar el 13% del PIB.

Por su parte, el gasto en desempleo pasará del 3,7% del PIB en 2020 al 1,5% del PIB en 2021, según recoge el Plan Presupuestario.

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil