jueves, 26 de noviembre de 2020 15:54
Opinión

​COLAU ES SELECTIVA EN LA COLABORACIÓN PÚBLICO-PRIVADA

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

La colaboración público-privada es necesaria para sacar proyectos adelante, porque las administraciones no disponen de recursos económicos suficientes. Además, crea puestos de trabajo y activa la economía. Hay determinadas formaciones políticas que utilizan por un lado la demagogia de lo público contra lo privado como si los dos fueran incompatibles, que no lo son. Después aplican la teoría contraria según sus intereses. 


La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, durante la rueda de prensa presencial y telemática, en Barcelona, Catalunya, (España), a 18 de septiembre de 2020.


En muchas ocasiones esos gobernantes utilizan toda la artillería a su alcance por vender solo lo público como teoría ideológica cuando sabemos que no lo es. El caso paradigmático es el agua y la insistencia de la alcaldesa Colau por este asunto en vender que quiere remunicipar el agua, cuando el agua es pública y la gestión privada, como ahora quiere hacer con la vivienda metropolitana. Es una cuestión de enquina personal de algunos miembros de su equipo de gobierno, y de ella misma, que quieren hacerle la puñeta a la empresa que realiza el trabajo.


Mientras, por otro lado, la alcaldesa de Barcelona está buscando socio privado para el operador de viviendas de alquiler en el Área Metropolitana. La empresa Metrópolis Barcelona fue creada hace ya unos meses y pretende tener un equilibrio económico y la colaboración público-privada. En estos momentos se halla en el último tramo para elegir al socio privado que ponga la pasta. ¿Tendrá ganancias?, que nadie lo dude.


Cuatro son las empresas que han pasado a la última fase del concurso después de haber “demostrado” que sus cuentas son solventes, sin mirar su procedencia. ¿Quiénes son las agraciadas?: Habyco-Construcciones RubauOaktree-Sdin Residencial-Sogeviso (que se quedó con la cartera inmobiliaria del Sabadell), Cevasa-Neinor Homes Visoren


Algunas de estas empresas son fondos de inversiones buitres que no hace falta explicar cuáles son sus objetivos que en teoría son contrarios a la ideología del partido de la alcaldesa. Y otras de esas empresas “solventes” han tenido más de un follón. La cuarta está vinculada a la tan famosa (no hace tanto tiempo) Proinosa que hace ya unos años copó muchos titulares en los medios de comunicación, que se ha transformado y sigue construyendo por todo el territorio catalán.


¿Cómo es posible que la alcaldesa Colau se sienta ahora tan cómoda y no ponga ninguna pega en esta colaboración público-privada, ni tenga objeciones a la entrada de fondos buitres o grandes tenedores o empresas que han tenido que dar cuentas a la justicia? ¿Qué está sucediendo? ¿Ha cambiado de opinión? O sencillamente es selectiva en la colaboración público-privada.   


Tampoco Colau ha mostrado en su ayuntamiento la más mínima inquietud cuando sigue contratando a una empresa, INIPRO, que ha sido denunciada en Tarragona y está pendiente de juicio en la pieza que corresponde al ayuntamiento de Viladecans. Y lo preocupante es el dinero que ha adjudicado a la empresa que nació en esta población y que son cuantías muy pero que muy importantes.  INIPRO en Viladecans ha trabajado en áreas donde los responsables políticos han sido tanto de Iniciativa (ahora llamados los Comunes) como del PSC. Se da la circunstancia que en el ayuntamiento de Barcelona el área de contratación con esta empresa es de los Comunes de Colau donde hay una regidora que proviene de la antigua Iniciativa. Si en salut se hablaba en su día de la socio-vergencia ¿existe ahora un socio-comunes?


Ya sabemos que en la política dos más dos no necesariamente tienen que ser cuatro, más bien dependen de sus actores y a quienes dirijan las operaciones. La coherencia no es precisamente la mejor virtud de la alcaldesa de la ciudad de Barcelona y presidenta del AMB. “Hay gente que funciona como una escopeta de perdigones: piensa una cosa, siente otra y sus actos se dispersan sin dirección”, dice muy frecuentemente el psicólogo y escritor italiano Walter Riso. Se crea o no se crea en la colaboración público-privada, lo que no se pueden tener  son manías persecutorias, eso no debería ser normal.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil