lunes, 19 de abril de 2021 08:07
Opinión

Historias para no dormir en Madrid y Catalunya

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

El covid es por desgracia el gran protagonista de España y también del mundo desde hace ya demasiados meses. Catalunya y Madrid son además noticia todos los días por la situación política que provocan los gobernantes: una por las elecciones del 4 de mayo, donde hay en juego más que un gobierno; la otra porque se ha celebrado la primera sesión de investidura para elegir al nuevo presidente de la Generalitat y su candidato, Pere Aragonés no ha conseguido los votos necesarios. Es más, ha sido el presidenciable con menos votos conseguidos en la primera votación de la historia del Parlament. Un hecho que ha dejado descolocado a más de uno, especialmente a los republicanos.


El candidato a la Presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, abandona el Parlament tras no salir elegido en primera votación.

Pere Aragonès @ep


Cuando pensábamos que los acuerdos entre ERC y JXCat estaban pactados y bien pactados, después de ser elegida Laura Borràs como presidenta del Parlament de Catalunya y la composición de la mesa del mismo, se daba por hecho que el partido de Puigdemont apoyaría con sus votos al candidato republicano, Pere Aragonés. Quedaba por consensuar el reparto de las vicepresidencias y el resto de carteras. Mientras, ERC hablaba con la CUP para sumarlo al proyecto - se conoce muy poco de lo pactado- y ahí es cuando JXCat ha tenido la excusa perfecta para decir que antes que hablar con la CUP tenían que haber pactado con ellos. ¿Pero no lo habían hecho ya? ¿O se pensaba que la presidencia del Parlament que apoyaba los republicanos era simplemente un regalo de cortesía y méritos propios de la imputada Borràs? La postura de Puigdemont es una jugarreta en toda regla por no decir una traición con todas las de la ley, que deja a la política catalana en mal lugar y en entredicho que los partidos quieren el bien de la ciudadanía y del país por encima de las conveniencias de determinados político ególatras.


Puigdemont quiere llevar al límite la presión a los republicanos para que cedan en darle protagonismo al Consell per la Republica que él controla y cuyo objetivo principal es organizar y promover la independencia de Catalunya. Lo hace desde su cómodo lugar en Bruselas, donde goza de libertad, sueldo, chofer, escolta y compañeros de proyecto como su “leal” escudero Toni Comín, el veleta que ha cambiado unas cuantas veces de partido político.


Puigdemont es consciente que si Aragonés es elegido presidente, se le acabó el seguir dirigiendo el gobierno de la Generalitat. Se le terminó ser presidente in pectore como era hasta la marcha de Quim Torra, sin lugar a dudas el peor presidente que ha tenido Catalunya. No quiere perder poder, protagonismo y dinero. Él estaba convencido que ganaría las elecciones, o al menos que conseguiría mejor resultado que ERC para hacerse con la presidencia y el control del gobierno. No ha sido así y ahora quiere sacar el máximo provecho hasta agotar el límite permitido. No quiere unas nuevas elecciones, aunque lo diga con la boca pequeña.


Mientras, en la capital del Reino, la pugna para gobernar la comunidad de Madrid está siendo dura para algunos partidos. El PP está dispuesto a cargarse a Ciudadanos sin darse cuenta que al hacerlo tendrá la necesidad de pactar con Vox para gobernar. A Isabel Ayuso no le incomoda nada, pero a Pablo Casado si, no quiere depender de ellos. Además algunos cargos públicos del partido naranja, dan un portazo y caen en manos del PP. El penúltimo caso, el actor Toni Cantó, que ha imitado a Comín en sus cambios de chaqueta “ideológica”.


Para rematar las candidaturas, Pablo Iglesias se presenta como cabeza de lista por Unidas Podemos y coloca también en su lista a su asesora Lilith Verstrynge, una decisión muy comentada que no ha gustado a muchas mujeres de la formación morada. Así que, se esperan unas semanas bastantes animadas tanto en Madrid como en Catalunya. “Es muy difícil hacer compatible la política y la moral” decía Sir Francis Bacon.


COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil