miércoles, 16 de junio de 2021 04:25
Economía

Lagarde insta a construir una unión de mercados de capital verde

|

La transición verde ofrece una oportunidad única para construir un mercado de capitales que trascienda las fronteras nacionales con ramificaciones más amplias para la unión monetaria, según ha señalado la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde.

"Yo lo llamaría unión de mercados de capital verde", ha apuntado la francesa, para quien la integración de los mercados de capital verde podría contribuir a abordar el reto de hacer más resistente a los shocks cíclicos la unión monetaria y de transformar las economías para reorientar la actividad hacia los sectores ecológico y digital lo antes posible, lo que ayudará a aumentar el potencial de crecimiento de Europa.

En este sentido, Lagarde no ha dudado en afirmar que esta unión de mercados de capital verde no solo brinda la gran oportunidad de crear algo genuinamente europeo y con un impacto inmediato, sino que también tiene el potencial de transformar la UE en su conjunto.

"Nos permitiría hacer que nuestra economía sea más resistente a las crisis y preparada para el futuro, al mismo tiempo que se evitan los peores escenarios de cambio climático (...) En mi opinión, es una oportunidad demasiado buena para dejarla pasar", ha defendido.

Sobre estas cuestiones, la presidenta del BCE ha indicado que unos mercados de capitales integrados "son fundamentales para desarrollar la resiliencia", porque animan a invertir en deuda y acciones independientemente de las consideraciones sobre el país de origen, aunque ha advertido de que, en la actualidad, los mercados financieros están menos integrados en la zona del euro que en otras grandes economías.

Asimismo, la francesa ha señalado la necesidad de transformar las economías a medida que los cambios estructurales se aceleran, lo que hace imprescindible reorientar la actividad hacia los sectores verde y digital lo antes posible, lo que ayudará a aumentar el potencial de crecimiento de Europa.

"Abordar estos desafíos es importante para el BCE, ya que afectan la transmisión de nuestra política monetaria en la zona del euro", ha añadido la banquera central, para quien, además de los esfuerzos paralelos en muchos frentes diferentes, un hilo conductor es la necesidad de mejorar la contribución del sector financiero, en particular avanzando hacia una unión de los mercados de capitales en Europa.

Por otro lado, Lagarde ha defendido que los mercados de capitales también son vitales para financiar la transformación económica, ya que, si bien los bancos europeos pueden y deben proporcionar una buena parte de la financiación, los mercados pueden proporcionar herramientas innovadoras para cerrar la brecha de inversión.

A este respecto, la presidenta del BCE ha apuntado que los mercados de capitales se adaptan mejor a la financiación de proyectos con un propósito definido, vinculando directamente a los inversores con el impacto que pretenden lograr, añadiendo que también son mejores para atraer a los inversores minoristas hacia el apoyo de actividades transformadoras.

Sin embargo, ha advertido de que "los mercados de capitales se han desarrollado a nivel nacional, por lo que primero hay que abrirlos y armonizarlos para poder integrarlos aún más".

En el caso de los mercados de capital verde, Lagarde ha destacado su dinamismo y crecimiento en Europa, donde ya están relativamente bien integrados, por lo que ha subrayado que a medida que se profundicen, también lo hará la resistencia de Europa, donde el volumen en circulación de bonos verdes emitidos se ha multiplicado casi por ocho desde 2015.

"Los mercados de capital verde también podrían actuar como catalizador de la transformación estructural general de Europa, asegurando que se produzca de forma rápida y uniforme en todos los países de la UE", ha añadido.

En este sentido, Lagarde ha apuntado que, con su alcance paneuropeo, los mercados verdes también podrían ayudar a todos los países a acceder al capital que necesitan para financiar la transformación económica, no solo a aquellos con los mercados financieros más sofisticados.

"Eso respaldaría la convergencia dentro de Europa, permitiendo que el capital fluya hacia las regiones que actualmente están rezagadas en la transición hacia una economía más sostenible", ha defendido.

Para generar tal impulso, Lagarde ha recordado que la "dimensión del sector público" debería formar parte del panorama, ya que la emisión de bonos verdes por parte de los gobiernos será clave para financiar importantes proyectos de infraestructuras, lo que a su vez ayuda a crear una cartera de proyectos para que el sector privado invierta.

De este modo, como parte del fondo 'Next Generation EU', la Comisión Europea colocará en breve 225.000 millones en bonos verdes, lo que la convertirá en el mayor emisor del mundo.

Sin embargo, la presidenta del BCE ha advertido de que el crecimiento continuo de los mercados de capital verde no ocurrirá por sí solo, señalando que en algún momento se llegará a los mismos límites que ahora restringen la integración de los mercados de capitales en general, incluyendo la falta de infraestructuras transfronterizas y limitaciones nacionales.

"Si la UE no puede proporcionar los servicios que los inversores y emisores extranjeros están buscando, se irán a otra parte", ha afirmado Lagarde, para quien, en tal caso, "el euro perdería la oportunidad de fortalecer su papel internacional".

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil