sábado, 16 de octubre de 2021 19:53
Internacional

El único terrorista vivo de los atentados del 13-N en París: "No hay más Dios que Alá y Mahoma es su profeta"

|

QVKQZU4RIY3BGAEV5UA34VHLNE

Retrato de Salah Abdeslam, el único superviviente de los comandos terroristas del 13-N, durante la apertura del juicio por los atentados en París/ @BENOIT PEYRUCQ


"No hay más Dios que Alá y Mahoma es su profeta". Así ha sido como Salah Abdeslam, el único superviviente de la célula yihadista que atentó en noviembre de 2015 en París,  ha respondido al juez presidente del tribunal, Jean-Louis Periè, cuando este le ha indicado  se levantara para dar su identidad. Periè ha continuado y le ha preguntado sobre cuál era su trabajo, a lo que el belga -de origen marroquí- ha rebatido que abandonó todo empleo para convertirse "en combatiente del Estado Islámico".


El acusado se enfrenta desde este miércoles a una posible condena de cadena perpetua -junto a otros 10 procesados- en un macrojuicio que en Francia ya es considerado como "el juicio del siglo". El proceso es el que, en su final, juzgará a los responsables de los ataques terroristas que tuvieron lugar en la capital francesa el viernes 13 de noviembre de 2015. Aquella tarde una docena de integrantes de Estado Islámico atacaron diferentes puntos de París -a sangre fría y sin ningún tipo de escrúpulos- teniendo por objetivo las personas que estaban disfrutando del ocio que ofrecía la capital francesa.


En la primera sesión, el juicio ha empezado con 50 minutos de retraso y ha contado con la presentación de los 14 acusados presentes, 11 de ellos detenidos y tres en libertad vigilada. El resto  -son  20 encausados en total- está en orden de búsqueda y captura, aunque se cree que cinco de los "desaparecidos" murieron en Siria. Abdeslam, vestido de negro y con barba, ha sido vigilado por una veintena de agentes y ha hablado tras un cristal antibalas.


¿QUÉ PASO AQUEL VIERNES 13?


La primera explosión se oyó en las afueras del estadio de Francia, donde jugaba la selección francesa con la alemana, y luego llegarían dos más. Las detonaciones fueron por parte de tres terroristas que se inmolaron, lo que provocó un muerto, al menos una decena de heridos y que los miles de asistentes que estaban en el estadio de Francia se tuvieran que quedar dentro a la espera de ser evacuados. El presidente de la república del momento, François Hollande, fue sacado en seguida para poder coordinar todo el operativo policial de defensa. 


Según los planes iniciales, Abdeslam tenía que entrar en acción en aquel momento, pero su cinturón de explosivos falló. Una de las razones que se cree es que era defectuoso, pero es en este juicio donde se pretende averiguar si no le funcionó o si finalmente se arrepintió y se marchó a Bélgica, país en el que fue arrestado en 2016. 


Sala Bataclan

Sala Bataclan /@EP


Casi paralelamente a los hechos del estadio de Francia, el horror se trasladó por las calles de París, concretamente en varios cafés de los distritos 10 y 11. Dos yihadistas (el otro conducía) bajaron de su coche para ametrallar a los clientes que se encontraban en las terrazas. Minutos más tarde, otros tres asaltantes se dirigieron a la sala de conciertos Bataclan, para acabar con la vida de cerca de ochenta personas que disfrutaban del concierto del grupo de rock, Eagles of Death Metal


El resultado del ataque fue el peor para Francia después de la Segunda Guerra Mundial, con 130 muertes y más de 350 heridos


¿CÓMO SE DESARROLLARÁ EL JUICIO?


Para poder esclarecer las causas y motivaciones de los terroristas a cometer los atentados, saber cómo se preparó y depurar responsabilidades, el país de la "Liberté, Égalité y Fraternité" ha construido una sala "desmontable" dedicada a macrocausas en el Palacio de Justicia de París. La sala, en la que también se prevé juzgar a los acusados de perpetrar el ataque de Niza en 2016, tiene una capacidad para 500 personas y ha costado alrededor de 7 millones de euros


En el proceso, cerca de 1.800 personas ya se han constituido como acusación particular y habrá más de 300 abogados. Las primeras jornadas del juicio se dedicarán a la presentación de los encausados y a otros trámites judiciales. Así, durante el primer mes se presentarán las evidencias policiales y forenses y en octubre se escucharán los testimonios de las víctimas. 


En noviembre y diciembre comparecerán las autoridades, entre ellas el expresidente François Hollande, y familiares de algunos de los terroristas muertos, ya sea por parte de la policía o porque se suicidaron durante los ataques. Entre enero y marzo será el turno de los acusados. Está previsto que a finales de mayo de 2022 llegue la sentencia.


EL MÁS MEDIÁTICO


Si este será el "juicio del siglo" también se puede decir que será el más mediático. Aunque no se difundirán imágenes de la sala, más de 140 periodistas están acreditados a fin de que sigan la causa desde 10 salas anexas para la prensa y el público en general. Todas las sesiones se podrán ver por un sistema de televisión cerrado en el Palacio de Justicia  y las víctimas que no quieran acudir presencialmente, podrán seguirlas desde casa mediante una radio online


La causa se desarrollará bajo estrictas medidas de seguridad, ya que las autoridades creen que con el juicio se está poniendo a Francia otra vez en el punto de mira de los terroristas. 


COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil