sábado, 22 de febrero de 2020 02:38
Sociedad

Las consecuencias del deshielo en el Ártico no están claras pero ya está modificando el entorno mundial, según expertos

|


Las consecuencias que tendrá el calentamiento y la posible desaparición del hielo marítimo en el Océano Ártico, más allá de la región, todavía "no están claras" desde el punto de vista de la ciencia, pero "se sabe con seguridad que tendrá impactos significativos" en otras zonas del mundo, según ha defendido este jueves la investigadora estadounidense Julienne Stroeve.


Stroeve ha abierto el panel de ponencias del simposio internacional sobre 'El Ártico: oportunidades y riesgos derivados del cambio climático' en cuya inauguración han participado la investigadora española y coordinadora del simposio, Elena Conde, el presidente del Consejo Científico de la Fundación Ramón Areces, Federico Mayor Zaragoza, y el consejero del mismo órgano José María Medina.


Durante su ponencia la bióloga y especialista en el estudio del hielo ártico ha reconocido que no es posible afirmar con total seguridad que determinados fenómenos climáticos han sido provocados directamente por el calentamiento global y el deshielo del Ártico en curso. A su juicio, esta incapacidad se debe a la naturaleza "eminentemente caótica" de los sistemas meteorológicos actuales.


Sin embargo, ha asegurado que en el ámbito concreto del Ártico, la pérdida de superficie helada no se produce ya solamente en verano sino también durante el invierno (cada año se pierde una superficie de hielo "un poco menor" que Portugal, unos 43.000 kilómetros cuadrados) y ya está modificando las condiciones de vida de las poblaciones asentadas --también las humanas-- poniendo en riesgo su supervivencia.


Además, ha indicado que es "posible" que el hielo llegue a desaparecer completamente del océano ártico si "se sigue haciendo como hasta ahora" y ha incidido en los efectos que este proceso tiene a nivel global, dada la capacidad de esta masa de hielo para rechazar parte de la radiación solar que llega al planeta.


De hecho, ha asegurado que hay regiones concretas, como los mares al norte de Eurasia, en los que ya ha sido posible vincular los cambios en la masa de hielo del Ártico como la modificación de las condiciones climáticas en esas zonas.

En cuanto al resto de regiones, apunta que hay "pruebas" que indican que el deshielo en el oceano más septentrional del mundo podrían estar provocando modificaciones en los flujos de viento de todo el hemisferio norte provocando que los fenómenos climáticos se tornen cada vez "más agresivos". 


De acuerdo con este modelo, Europa tendrá cada vez más unos inviernos más fríos y unos veranos más húmedos, según ha explicado. Aún así, ha señalado también que "hay muchos argumentos en contra" de esta interpretación de las consecuencias del deshielo. "No es del todo seguro aún. No creo que podamos sacar esa conclusión tan directamente", ha explicado.


Stroeve se ha mostrado convencida de que es posible limitar el alcance del calentamiento global mediante la modificación de las emisiones de carbono y frenar la destrucción del hielo del Ártico. "Si consiguiéramos reducir lo suficiente las emisiones podríamos llegar a mantener los niveles actuales de hielo marino --ha asegurado--. Y sabemos que es posible que el hielo desaparezca del Ártico si seguimos haciendo lo que hacemos".


LA ÚLTIMA GENERACIÓN QUE PUEDE ACTUAR


En este sentido, durante la inauguración del simposio, Federico Mayor Zaragoza ha llamado la atención sobre las advertencias lanzadas por líderes como el presidente de EE.UU., Barack Obama, el Papa Francisco y el expresidente de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, quienes en varias ocasiones han hecho un llamamiento a la responsabilidad.


"Esta es la primera generación que tiene que hacer frente a este cambio climático potencialmente irreversible y es la última que puede resolverlo --ha indicado, en referencia al mensaje de Obama--. También el Papa Francisco en la 'Laudato Si' ha dicho lo mismo: cuando decimos ahora estamos hablando de hoy, porque mañana puede ser tarde".


Mayor ha hecho un llamamiento a la comunidad científica y académica a implicarse y a "romper el silencio" para lograr una reacción que permita "actuar a tiempo" ante la situación actual en la que "el punto de no retorno está a la vista".


"Lo que interesa es que actuemos a tiempo, porque el diagnóstico perfecto es la autopsia. Que no tengamos que lamentar que en asuntos como el cambio climático lleguemos tarde", ha urgido.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil