sábado, 22 de enero de 2022 06:34
Sociedad

El plan de descontaminación de Palomares: una declaración de intenciones secreta y débil

|


50 años después del accidente de Palomares todavía no se ha decidido cómo se trasladarán los 50.000 metros cúbicos de tierra contaminada. Según el memorando de entendimiento firmado por España y Estados Unidos en octubre de 2015, se llevará a cabo una “rehabilitación mayor” de la zona y la tierra contaminada se enviará a EEUU a un “emplazamiento adecuado” en Nevada.


Medio siglo después de que cuatro bombas termonucleares cayesen en la población almeriense, todavía continúa allí una superficie contaminada con medio kilo de plutonio y americio de los artefactos, que quedaron esparcidos en cuatro parcelas que sumaban 20 hectáreas de terreno. Aunque la exposición a día de hoy es baja, sigue existiendo peligro tanto para la población como para la fauna y flora.


La operación estará en manos del Centro de Investigaciones Energéticas Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), que es el encargado de determinar los protocolos de actuación, en el marco del acuerdo firmado en octubre de 2015 entre los gobiernos de EEUU y España. Un acuerdo que representa una declaración de intenciones, puesto que el documento representa el compromiso por parte del país norteamericano de cerrar otro acuerdo que cerrase al fin este episodio. Por lo tanto, el documento firmado por el ministro de Asuntos Exteriores, Manuel García-Margallo y el secretario de Estado estadounidense John Kerry, no es, ni mucho menos, definitivo.


Para Cristina Narbona, miembro del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y exministra de Medio Ambiente, el acuerdo es “una magnífica noticia, resultado del esfuerzo de todos los gobiernos democráticos de España a lo largo de décadas”. El protocolo establece que EEUU transportará los residuos radioactivos hasta un almacén de seguridad en el estado de Nevada a partir de 2017, una operación de traslado y almacenaje que tardará entre uno y tres años en ejecutarse.


Pero el operativo sigue siendo un asunto de Estado, clasificado como información reservada por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores. Sí se sabe que los trabajos de retirada y tratamiento de la tierra contaminada serán costeados por ambos países, aunque hasta ahora se desconoce el porcentaje que será costeado por ambas Administraciones.


Hasta ahora, fuentes diplomáticas confirman que hasta el momento se están manteniendo “conversaciones de tipo técnico” con el Gobierno estadounidense. Este miércoles, el nuevo subsecretario de Estado adjunto para Europa y la UE del Departamento de Estado estadounidense, Conrad Tribble, ha visitado España por primera vez para mantener consultas bilaterales con España.


Entre las cuestiones tratadas con el diplomático estadounidense y el ministro de Asuntos Exteriores en funciones español, se han abordado cuestiones técnicas sobre Palomares. "Por lo que se refiere a este asunto, la visita del subsecretario de Estado adjunto Tribble ha servido para discutir diversas cuestiones técnicas, así como para preparar las negociaciones previstas por dicha declaración de intenciones para la conclusión de un acuerdo vinculante en esta materia", dice la nota del Ministerio de Exteriores.


A LA ESPERA DE UN NUEVO GOBIERNO


EEUU no dará el sí definitivo mientras no haya un nuevo Gobierno en España. Así que el tiempo juega en contra de Palomares. Porque además, si finalmente se convocan nuevas elecciones en España –que serían en junio—este proceso se llegaría casi a solapar con el proceso electoral estadounidense, que se celebrará el próximo mes de noviembre. Y entonces será el nuevo Gobierno de EEUU el que decida si sigue adelante con el operativo de descontaminación de la localidad almeriense o no. Una posibilidad que sí incluye el memorando, puesto cualquiera de las partes pude desistir.


Porque, recordemos, el memorando firmado por ambos países en octubre de 2015, es solo una declaración de intenciones por parte del país americano, del que se desconocen los términos acordados y del que tampoco se saben cuáles serán las contraprestaciones que España otorgará a EEUU.


Ecologista en Acción lamenta que la información esté clasificada, lo que “no nos permite saber los términos exactos en que se ha firmado y las posibles contrapartidas que ha otorgado el Gobierno español”. Y añaden que ese acuerdo “no debería dejar lugar a dudas en varios asuntos fundamentales”.


“Son los EEUU quienes deben hacerse cargo de pagar la limpieza del territorio y de llevarse las tierras contaminadas, que ocupan un volumen enorme, de unos 50.000 metros cúbicos”, añade la ONG. “Los EEUU son responsables de ese accidente y de no haber puesto fin a esta contaminación heredada de la guerra fría. Deberían haberla solucionado sin contrapartida alguna”.


Por otra parte, además de asumir la responsabilidad, Ecologistas en Acción consideran que “se debería compensar a los habitantes de la zona por los daños sufridos en su salud, en la imagen del pueblo y en su economía y desarrollo. Han sido casi 50 años de convivencia con el plutonio, sometiéndose a análisis para ver si sufrían contaminación, con el consiguiente estrés”.


El escueto memorando incluye una cláusula que permite a cualquiera de las partes denunciarlo en cualquier momento, por lo que si llega al poder un equipo de gobierno contrario al acuerdo, podrían suspenderse las labores de limpieza. Ecologistas en Acción destaca que el Gobierno ha filtrado diferentes informaciones sobre las operaciones de limpieza que, de momento, no están contrastadas.


Una de ellas es que se va a construir una carretera desde Palomares hasta Cartagena, puerto por el que supuestamente se embarcarían los residuos. La ONG considera que “resulta insensato construir esta nueva infraestructura, cuando hay una autovía y una carretera que unen Palomares con Cartagena y puertos más cercanos a Palomares como el de Garrucha o Carboneras, por los que podría embarcarse la tierra contaminada”. Y añade que “esta nueva carretera podría estar ligada a maniobras especulativas de futuro en la zona”. 


Cabe recordar que a inicios de 2016 la Fiscalía General del Estado archivó la demanda por vía penal que había presentado Ecologistas en Acción contra el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat) y contra miembros de distintos Gobiernos de España por un presunto "delito continuado contra los recursos naturales y el medio ambiente". 


El abogado de la causa de Palomares de Ecologistas en Acción, José Ignacio Domínguez, recordó que que Palomares es un "cementerio de plutonio al aire libre" accesible a cualquier persona y a la fauna que vive dentro de la zona radiactiva. "No es admisible que sabiendo que hay material radiactivo se mantenga ahí. El memorandum es papel mojado". Sea como fuere, por el momento, todo parece estar en el aire.


relacionada Los secretos de Palomares, medio siglo después
relacionada La Fiscalía cierra la investigación sobre la limpieza de Palomares
relacionada Margallo y Kerry firman un acuerdo para rehabilitar el entorno de Palomares y trasladar tierra contaminada a EEUU

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil
CLABE