sábado, 23 de octubre de 2021 01:23
Cultura

El Congreso recibe otra propuesta para que el himno de España tenga letra

|


Pitada himno


No es la primera que vez que el Congreso de los Diputados recibe una propuesta para que el himno de España tenga letra. En esta ocasión, será la del madrileño Víctor Lago, que ha logrado reunir más de 11.500 firmas.


La entrega de la letra y las firmas y comentarios que la acompañan se entregan en el Registro del Congreso a las 12 horas de este viernes.


La propuesta para poner letra al Himno de España reza de la siguiente manera:


¡Gloria! ¡Patria! Supremos estandartes que cada español ondea en su corazón.

¡Gloria! ¡Patria! Valores inmortales que nuestra nación defiende con honor.

Juntos luchamos, abriendo caminos, sin mirar atrás, hacia la libertad.

Unidos, con fe, venceremos; el triunfo ante la adversidad eterna voz será.

Fértil tierra, ríos de rojo y oro bajo el cielo azul se funden con el mar.

Pueblo noble, de espíritu valiente y conquistador forjado bajo el sol que baña montes y olivos testigos de nuestra verdad, historia y esplendor.

Hijos de un mismo destino en busca de la eternidad sin miedo a fracasar.



“NO ESTOY SOLO”


Lago valora "muy positivamente todo lo conseguido hasta la fecha", sobre todo, "porque partiendo de una iniciativa de carácter personal, no ha dispuesto de ningún tipo de subvención, ayuda económica, ni ha realizado inversión en marketing para su adecuada publicidad y promoción".


Además, hace hincapié en que desde que propuso su letra, a finales de 2015, "la situación política no ha sido la idónea, debido a que tanto el Gobierno como las instituciones han permanecido muchos meses en funciones".


A pesar de que para que su propuesta se tramitase como Iniciativa Legislativa Popular (ILP) harían falta un mínimo de 500.000 firmas, Lago afirma: "No estoy solo, no soy el único español que reclama una letra para nuestro himno. Han sido muchos los españoles que se han emocionado escuchando mi letra en boca del tenor Manu Pilas y no les puedo dejar en la estacada".


"Y sobre todo --continúa--, realizo esta entrega de firmas para que los organismos pertinentes me comuniquen en qué estado o instancia se encuentra mi petición, ya que la misma fue admitida por el Congreso y remitida en su día a la Comisión Constitucional del Congreso (entonces presidida por Fernando López-Amor) y desde entonces no he tenido noticia alguna al respecto".


OTRAS PROPUESTAS


No es la primera vez que un ciudadano registra en la Cámara Baja su propuesta para poner letra al himno nacional y de hecho, la Comisión de Peticiones --que canaliza las iniciativas ciudadanas-- viene recibiendo desde hace años las más diversas versiones.


Así, el pasado mes de septiembre, Guillermo Delgado Ortega llevó al Congreso de los Diputados su proyecto 'Por tu Libertad', una composición que se centraba en valores como la libertad, la paz o la igualdad.


En aquella ocasión, el autor editó también un libro en el que explicaba cada estrofa de la composición, con fotografías y una versión en braille de la misma, gracias a la colaboración de la ONCE.


EL COE QUISO PONERLE LETRA


El himno nacional de España tiene más de 250 años y durante prácticamente todos ellos se ha mantenido sin letra.


El actual himno nacional tiene su origen en la llamada 'Marcha Granadera', que data del siglo XVIII y su autor es desconocido. Mantenida así durante años, en 1870 el general Prim quiso encontrar un nuevo Himno Nacional, pero el concurso se declaró desierto: ninguna de las marchas presentada gustó lo suficiente.


Lo mismo ocurrió cuando el Comité Olímpico Español (COE) convocó un concurso para encontrarle letra en 2007.

Llegó a recibir 50 propuestas de letra diarias. Pese a que el concurso tuvo su ganador elegido por un jurado de expertos en música e historia, finalmente la letra se retiró ante la controversia y el rechazo generado pues, nuevamente, no gustó la letra y se prefirió que el himno quedara sin letra.


HISTORIA DEL HIMNO NACIONAL


La primera vez que se recoge la 'Marcha Granadera' es en el Libro de Ordenanza de los toques militares de la Infantería Española, en 1761, que la contempla como la marcha militar española.


La historia cuenta que éste fue el himno nacional español no por orden de ningún rey, sino del arraigo popular en los propios ciudadanos de esta época: el rey Carlos III la declaró Marcha de Honor en 1770, y la costumbre popular la erigió Himno Nacional.


La 'Marcha Granadera' se popularizó como 'Marcha Real' entre los españoles del siglo XVIII porque era la música --tampoco tenía letra en aquellos años-- que se interpretaba en los actos a los que asistía la Casa Real. Después del intento del General Prim, en 1908, el Músico Mayor del Real Cuerpo de Guardias Alabarderos, Bartolomé Pérez Casas, hizo una readaptación del himno, y así se ha mantenido hasta el siglo XXI.


En todos estos años, la 'Marcha Granadera' ha sido el himno nacional de España, con sólo una interrupción: durante la II República (entre 1931 y 1939), cuando se adoptó el Himno de Riego, que sí tenía letra.


Durante la Guerra Civil, el dictador Franco restableció la Marcha Granadera en sus territorios, haciéndola oficial en toda España tras su victoria a través de su publicación en el BOE del 17 de julio de 1942. En esta norma no aparece partitura alguna del himno, lo que hace entender que continuó con la de Pérez Casas.


ESPAÑA NO TUVO LOS DERECHOS DEL HINMO HASTA 1997


Pese a que la partitura de Pérez Casas fue la vigente durante todo el Franquismo, el estado no tenía sus derechos: los adquirió de los herederos del músico en 1997, ya en democracia, cuando también se encargó al Coronel Director de la Unidad de Música de la Guardia Real Francisco Grau su adaptación respetando la armonización de Pérez Casas pero recuperando la composición y tonos de origen.


Con la llegada de la democracia y la aprobación de la Constitución española, también se acordó que el himno --como el resto de símbolos del Estado, como la bandera--, debía estar configurado jurídicamente, y así fue: el himno nacional está regulado por un Real Decreto de 1997 en el que, entre otras cosas, se describen los compases musicales y se determina cuándo se puede tocar.

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil
CLABE