sábado, 21 de octubre de 2017 21:45
Opinión

¿Restos de Cervantes? Enseñanzas a extraer

César Brandariz
César Brandariz

Se sabía que los restos de los 17 enterrados en la antigua Iglesia de las Trinitarias de Madrid habían sido trasladados a la nueva, pero obviamente no cuantos subsistían, ni su estado de conservación, ni el sitio preciso en donde yacían. En ninguno de los restos hallados, aparecen impactos de bala de arcabuz, que pudieran identificar a los de Cervantes y las fotos publicadas del área 32 no son demasiado aclaratorias.

Se sabía que los restos de los 17 enterrados en la antigua Iglesia de las Trinitarias de Madrid habían sido trasladados a la nueva, pero obviamente no cuantos subsistían, ni su estado de conservación, ni el sitio preciso en donde yacían.

En ninguno de los restos hallados, aparecen impactos de bala de arcabuz, que pudieran identificar a los de Cervantes y las fotos publicadas del área 32 no son demasiado aclaratorias, por lo que se impone la pregunta ¿cuántos huesos se han encontrado en total? Se ha hablado de unos noventa. ¡Y! ¡Atención! porque con tal cifra o incluso con el doble, se llega ya a una evidencia casi definitiva: que la práctica totalidad de huesos enterrados, entre ellos los de Cervantes, han desaparecido. ¿Debido al transcurso del tiempo y/o a la desidia humana?

Si en el cuerpo humano hay unos 206, esos noventa huesos encontrados o incluso el doble, ciento ochenta, solo significan el, 2,6% o el 5,2 % del total inicialmente enterrado, pero como además pueden pertenecer no a uno sino a 17 cuerpos, la probabilidad estadística de que alguno de ellos pueda ser de Cervantes, se sitúa en el 0,15% o el 0,3%.

Reduciendo el cálculo a sólo los varones adultos, la pregunta se repite ¿cuántos de esos 90 huesos pertenecen a los 6 varones adultos de la relación de enterrados? No sé si se ha dicho pero suponiendo que sean la mitad, unos 45, la probabilidad de que entre los 1206 huesos de varones adultos inicialmente enterrados en las Trinitarias, alguno de esos 45 fuera de Cervantes sube solo al 0,6%.

Por tanto, no hay de momento fundamento para "asegurar" como se ha hecho, que los restos de Cervantes "están" efectivamente entre los encontrados, sino solo únicamente para inferir que algún posible resto aislado de Cervantes podría, e insisto en la forma verbal "podría", estar entre ellos.

En el debate del Canal 24 horas, inmediato a la presentación de resultados, al que Televisión Española tuvo la amabilidad de invitarme, conducido por Olga Lambea, comencé felicitando al equipo del Dr. Echevarría por el rigor de su trabajo pero sobre todo por la honestidad de reconocer que, de momento, no hay prácticamente nada.

Pedí, como también mis compañeros de debate Juan Eslava y Luis Díaz Canseco, dejar "tranquilo" y respetar al Cervantes muerto ya que sus restos se han perdido a menos que se encuentre alguna pieza o "reliquia" aislada.

También que por respeto al Cervantes que sigue vivo en su obra, cese cierta actitud de suficiencia y displicencia gratuita ante nuevos estudios y hallazgos de documentos que como la Égloga de Virgine Deipara prueba de dónde procedía realmente y en dónde estudio nuestro Cervantes.

Porque subsiste todavía, el error y confusión de vincular a Cervantes con Alcalá de Henares, tomando, a sus lejanos parientes Cervantes Cortinas, a quienes trató, por su familia auténtica Cervantes Saavedra, tesis que aunque arraigada desde 1750 se contradice con una abrumadora acumulación de argumentos que todavía nadie ha refutado y que llevan a otro sitio.

Subsiste también, por otro lado, la creencia errónea de que el Quijote está inspirado en la Mancha geográfica, creencia simplista del todo contraria a los análisis de gramática y léxico original no del adaptado, al análisis de fauna y flora, de escenarios, de costumbres, de sucesos históricos enmascarados, de personajes y nombres, etc., etc., análisis que sin sombra de duda, lleva también al Noroeste.

Entiendo en definitiva, que el mayor homenaje pendiente hacia el Cervantes vivo, debe ser seguir su ejemplo de apertura mental y desde tal actitud completar lo mucho ignorado de sus raíces auténticas personales, familiares, de estudios e inspiración de su obra, empeño al que, como he comentado en otras ocasiones, quisiera poder ayudar.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil