sábado, 21 de abril de 2018 21:25
Economía

Bruselas quiere lanzar un impuesto del 3% sobre las ventas de los gigantes de Internet

|

Googlelogo


La Comisión Europea ha propuesto la creación de un impuesto del 3% sobre las ventas de las grandes empresas tecnológicas


La tasa afectará a empresas con ventas superiores a 750 millones de euros, de los que al menos 50 millones hayan sido generados con su negocio en la Unión Europea.


Este nuevo impuesto podría generar un factura de cinco mil millones de euros al año. Aunque para que entre en vigor debe ser aprobada por todos los Estados miembros. 


La Comisión Europea también quiere evitar que las compañías que no tienen sede jurídica y física en Europa se escapen del pago de sus oligaciones fiscales en los países de la Unión. 


La finalidad es que las garndes tecnológicas paguen impuestos en los países donde obtienen ganacias.


La Comisión Europea justifica estas nuevas reglas con el objetivo de garantizar que los negocios digitales se tasan de forma justa. Bruselas defiende que el actual cuadro fiscal no fue diseñado para empresas globales y no tienen presencia física o solo tienen operaciones residuales en muchos mercados donde captan facturación. 


Nueve de las 20 mayores empresas del mundo en valor bursátil son tecnológicas.


Este impuesto está pensada como una medida a corto plazo hasta que la Unión Europea encuentre una fórmula más eficaz para tasar las ganacias de estas companías. Además de Google o Facebook, esta nueva tasa estará dirigida a otros gigantes como Uber, Amazon o Airbnb


El fundamento de esta nueva medida respondería  la petición de varios países solicitando un impuesto sobre negocios digitales que ahora mismo se escapan del pago fiscal. 


Amazon 2 1


APOYO DEL G-5


El G-5, el grupo que reúne a las cinco principales economías de la Unión Europea, incluyendo a España, ha dado la bienvenida a la propuesta de Bruselas de crear un impuesto del 3% sobre la facturación de las multinacionales digitales, subrayando la necesidad de avanzar en esta cuestión "en el ámbito de la UE" a falta de un consenso más amplio entre los países del G-20 y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).


"Gravar de forma apropiada a las empresas de la economía digital es un importante desafío global", señalaron los países del G-5 en un comunicado conjunto, donde expresan su confianza en que una posición coordinada a nivel europeo contribuya a garantizar la integridad del Mercado Único Digital


En este sentido, los cinco países han señalado que, en ausencia de un consenso global al respecto en el G20 y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) es necesario "avanzar en el ámbito de la UE", mostrando su respaldo a los trabajos en curso en la UE con la expectativa de que sirvan para impulsar las conversaciones a nivel del G-20/OCDE.


"Nuestro siguiente paso será analizar en profundidad los detalles de las propuestas", han señalado los miembros del G-5, señalando su voluntad de alcanzar un acuerdo al respecto tan pronto como sea posible.


Facebook whatsapp


LOS SOCIALISTAS APOYAN LA MEDIDA


Los eurodiputados socialistas Ramón Jáuregui y Jonás Fernández han dado su más rotundo apoyo a la propuesta del comisario Pierre Moscovici para gravar la facturación de las empresas y plataformas digitales.


"Las grandes tecnológicas apenas pagan el impuesto de sociedades, ya que no necesitan disponer de un establecimiento físico en un Estado miembro para generar ingresos, lo que supone una competencia desleal con el resto de empresas, además de pérdida de recaudación fiscal", explican Jáuregui y Fernández.


Gran parte del valor de estas empresas se genera a través de la publicidad derivada de las preferencias que expresan los usuarios, por ejemplo, al poner 'me gusta' en Facebook, pero el gravamen recae en el Estado miembro donde se diseña el algoritmo publicitario, y no donde se han hecho los 'clics'. De ahí que el volumen de datos de usuarios deba tenerse en cuenta a la hora de calcular los beneficios de empresas y plataformas digitales.


"Esto asegurará que los beneficios se gravan donde efectivamente se generan. Es además una medida necesaria para evitar que cada Estado miembro aplique una solución diferente a este problema, con las consiguientes distorsiones en el seno del Mercado Interior, y el aumento de la inseguridad jurídica", han manifestado los eurodiputados.


"La propuesta de Moscovici de gravar a los grandes emporios digitales", concluyen los dos socialistas, "es ambiciosa, progresista, justa y necesaria. Debe contar con el respaldo del Parlamento Europeo y del Consejo, donde cabe esperar que los Estados habituados a la competencia fiscal a la baja no veten el proyecto. Gracias a los socialistas, avanza la armonización fiscal y la justicia tributaria en Europa".


relacionada La Comisión Europea baraja opciones para que los gigantes de Internet paguen más impuestos

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil