sábado, 22 de septiembre de 2018 02:57
Sociedad

Un estudio alerta de que la circulación del agua del Atlántico está disminuyendo

|

Corriente del golfo


El estudio, publicado en 'NatureUniversity College London (UCL) y el Instituto Oceanográfico de Woods Hole, un centro de investigación de Estados Unidos, con la participación de Universidad Complutense de Madrid, indica que si la circulación global de las masas de agua oceánica continúa disminuyendo acabará perturbando los patrones climáticos de Europa, norte de África y Estados Unidos y causar una subida del nivel del agua del mar más rápida.


La circulación del Océano Atlántico tiene un importante papel en la regulación del clima global. El sistema de circulación envía agua caliente y salada de la Corriente del Golfo (que empieza en el Golfo de México, continúa a lo largo de la costa este de los Estados Unidos y atraviesa el Atlántico hasta Europa) hacia el Atlántico Norte, donde libera calor hacia la atmósfera y templa el clima de Europa Occidental.


Tras enfriar al llegar a las regiones árticas y hacerse más densa, el agua desciende a grandes profundidades y viaja a la Antártida para volver después a la corriente del Golfo.


Este increíble viaje del agua marina, conocida como circulación meridiana ha disminuido un 15% en la última mitad del siglo XX.


"Analizamos datos y modelos de muy alta resolución que demuestran que hay un patrón de temperaturas en el Atlántico que deja claro que la circulación del océano en el Atlántico ha disminuido", ha destacado Alexander Robinson, coautor del estudio, investigador de la facultad de Ciencias Físicas de la UCM y del Instituto de Geociencias (CSIC-UCM).


CONSECUENCIA DEL CAMBIO CLIMÁTICO


El cambio climático estaría detrás de esta disminución. La circulación meridiana se activa cuando las aguas cálidas y saladas bajan de temperatura, por lo que ganan densidad y descienden hacia el fondo del mar en el Atlántico Norte.


El incremento de las temperaturas en el hemisferio norte reduce la densidad del agua superficial y en consecuencia su circulación. La fusión del hielo en Groenlandia y los glaciares también está contribuyendo a que esta densidad disminuya.


"Simulaciones del futuro bajo cambio climático enseñan un potencial colapso completo de esta circulación", adelanta Robinson.

relacionada ​Las olas de calor en el mar están aumentando desde hace un siglo
relacionada La evidencia del cambio climático está escrita en hielo de Groenlandia

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil