jueves, 20 de septiembre de 2018 14:53
Opinión

LA TRANSVERSALIDAD DE LA ALCALDESA COLAU, PODEMOS, UGT Y CCOO

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Pablo Iglesias Ada Colau Xavier Domenech


La alcaldesa Ada Colau ha tomado parte este domingo en la manifestación independentista a favor de los políticos presos. Lo ha hecho junto a los partidos y organizaciones independentistas: ANC, Òmnium, ERC, JuntsxCatalunya, la CUP, la federación de Asociaciones de Vecinos, la Federació de Associacions de Pares i Mares de Catalunya, Unió de Federacions Esportives de Catalunya. De comparsa, UGT, CCOO y Xavier Doménech, el nuevo flamante líder de Podem Catalunya, entre otros.


Llama poderosamente la atención las declaraciones de la alcaldesa de "todos" los barceloneses, al finalizar la manifestación, en la que ha celebrado la "movilización masiva y transversal" para terminar pontificando con que quiere "cohesión y democracia".


La definición de transversalidad, según el diccionario de la RAE es "que se halla o extiende atravesado de un lado a otro". El diccionario de María Moliner dice que "afecta o pertenece a varios ámbitos".


La transversalidad de Colau solo tiene un lado: el independentismo, puro y duro. Si no, que esa transversalidad y cohesión que tanto predica, pero que solo aplica en un solo sentido, que se lo digan a los llamados "constitucionalistas", que han convocado varias manifestaciones y a las que Colau alcaldesa no se ha dignado a asistir. ¿Cohesión, transversalidad, democracia? ¿Para quién?


La exclusión de la mayoría de los barceloneses es una realidad más que innegable. Pero lo es también para esos miles de ciudadanos que la han votado y que no se sienten representados por ella. Colau se olvida que una parte muy importante de sus votos provienen de sectores de izquierdas -PSC entre otros- que no comparten su posicionamiento. La cohesión no se predica, se aplica. La factura que le van a pasar sus votantes la va a pagar en las próximas elecciones, haciendo que abandone la plaza de Sant Jaume. Lo mismo que su amigo -ahora menos- Xavier Doménech, presente también en la mani, sin consultar a las bases de los inscritos en Podem si están de acuerdo con su decisión unilateral.


Qué decir de CCOO y UGT de Catalunya, que sí asisten a las manifestaciones independentistas, pero se ausentan de las convocadas por los constitucionalistas, cuando sus afiliados mayoritariamente son de estos últimos, pero pasan de ellos. Menos el presidente de UGT, Matías Carnero, que no se ha prestado al juego. Ni se le ha visto, ni se le espera en ninguna manifestación. Es su transversalidad bien aplicada, sin trampas, con coherencia. Carnero, líder sindical de Seat, está muy preocupado por las cosas que están ocurriendo dentro de su sindicato. La mayoría de afiliados no están por la deriva independentista de su institución y no quieren seguir por ese camino: ¿sucederá alguna cosa en el seno ugetista?


Parece que sí, lo mismo que en CCOO, aunque estos, que provienen de la escuela comunista, reconvertidos en independentistas, suelen lavar los trapos sucios dentro de casa.


“Tengo una gran fe en los tontos, autoconfianza le llaman mis amigos.” Decía Edgar Allan Poe.



Artículo original publicado en catalunyapress.es

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil