viernes, 21 de septiembre de 2018 23:04
Internacional

Kim Jong-un tiene un ejército de esclavos en el extranjero para financiar su programa nuclear

|

Kim Jong un


Cerca de 150 mil trabajadores norcoreanos han sido autorizados a trabajar fuera del país, aunque el dinero que ganan es usado por el régimen de Kim Jong-un para financiar el programa nuclear del país y garantizar una vida de lujo para la familia del líder comunista.


Una investigación de la 'BBC' señala que el pago tiene un nombre: Deber revolucionario" o "deber para con el partido".


La televisión británica indica que estos trabajadores son "esclavos": duermen en el mismo lugar en el que trabajan, solo pueden quedarse con una pequeña parte de su salario -que envían a la familia- y no están autorizados a hablar con nadie.


Según el antiguo embajador de Corea del Norte en el Reino Unido, Thae Yong Ho -que desertó y huyó a Corea del Sur en 2016- los millones ganados por los norcoreanos con arduos trabajos en los astilleros sirven para financiar el programa nuclear del país. 


Thae Yong Ho

Thae Yong Ho acusa al líder de Corea del Norte de usar el dinero de los trabajadores emigrantes para los 'lujos' familiares.


"Si el dinero hubiese sido usado para el desarrollo económico del país, la economía estaría mucho mejor. Entonces, a dónde va a parar ese dinero?", pregunta el antiguo diplomático. 


"Para los lujos de Kim Jong-un y su familia, para el programa nuclear y para el Ejército, esto es un hecho", sostiene.


La investigación internacional, que ya dura dos años, fue llevada a cabo por periodistas de varios países y abarcó Rusia, China y Polonia, lugares en los que hay trabajadores norcoreanos.


En Vladivostock, en Rusia, el equipo de investigación habló con trabajadores que confirmaron que el dinero ganado se envía "al Capitán, en Corea del Norte". 


Tienen miedo de hablar con los periodistas, pero uno aceptó hacerlo, bajo anonimato: "Somos tratados como perros", reveló. Y confirmó el envío de la mayor parte de su salario al país. Uno de los reclutadores declaró que estos hombres no tienen vacaciones pagadas y que muchas veces ni siquiera tienen días de descanso. Viven donde trabajan y no están autorizados a hablar con desconocidos. 


La embajada de Corea del Norte en Varsovia asegura que los ciudadanos norcoreanos trabajan de acuerdo con la ley polaca y las normas europeas, y el Gobierno de Polonia reveló que hace inspecciones regulares y que no tiene pruebas de envíos de dinero a Corea del Norte. 


Un responsable del reclutamiento de estos trabajadores confirmó que cada vez es más difícil obtener autorizaciones de trabajo para norcoreanos y destacó que parte de lo que ganan se usa para apoyar el régimen. 


En diciembre, las Naciones Unidas aprobaron nuevas sanciones que supondrán el punto y final del trabajo forzado de norcoreanos en el exterior, aunque los países anfitriones tienen dos años para cumplir con las nuevas directivas. 




relacionada Kim Jong-un, según sus compañeros de escuela
relacionada ​Líderes norcoreanos utilizaron pasaportes brasileños para solicitar visados occidentales

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil