miércoles, 23 de mayo de 2018 17:13
Sociedad

Cómo afecta al cerebro de los adolescentes el consumo de marihuana

|

Porro


A medida que el acceso a la marihuana legal continúa expandiéndose, tanto para usos recreativos como médicos, los investigadores advierten de que todavía hay muchas preguntas sin respuesta acerca de cómo el aumento en el consumo podría afectar a los cerebros aún en desarrollo de adolescentes y adultos jóvenes.


Los estudios hasta ahora han encontrado que la marihuana puede afectar las habilidades para pensar a corto plazo en los adultos, incluyendo la atención, la memoria y otras funciones cognitivas superiores. 


En la última revisión de los estudios sobre personas más jóvenes, los científicos encontraron efectos similares, pero también revelaron algunos indicios sorprendentes sobre lo duraderos que podrían ser esos efectos.


En un estudio publicado en JAMA Psychiatry, J. Cobb Scott, profesor asistente de psiquiatría de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania, y sus colegas analizaron 69 estudios que involucraban a consumidores más jóvenes de cannabis


Encontraron que, en comparación con los no consumidores, los que consumían marihuana con frecuencia eran más propensos a tener puntuaciones ligeramente más bajas en las pruebas de memoria, el aprendizaje de nueva información y el pensamiento de alto nivel, que implica la resolución de problemas y el procesamiento de la información.


Pero estos efectos parecieron disminuir si los consumidores dejaban de consumir marihuana durante unos tres días. 


"Esa fue la mayor sorpresa", dice Scott. "Hay plausibilidad biológica de que el cannabis pueda causar cambios en el cerebro que todavía está en desarrollo. Pero los datos de abstinencia que tenemos indican que aunque esos efectos son detectables, parecen desaparecer después de más de tres días de abstinencia".


El estudio no pudo evaluar si las dosis de marihuana medicinal condujeron a cambios similares en las habilidades cognitivas; el estudio sólo incluyó a usuarios recreativos, y Scott dice que los consumos medicinales pueden variar de las formas recreativas de cannabis.


Scott señala que los resultados, en particular  los hallazgos sobre la abstinencia, no deben interpretarse como la absolución de la marihuana de déficits cognitivos potenciales. 


"No podemos determinar la causalidad", dice. "Estos resultados son otra pieza del rompecabezas a considerar en la evaluación de los riesgos frente a los beneficios potenciales del cannabis. No es la última palabra, y todavía tenemos mucho que aprender sobre los efectos a largo plazo del consumo excesivo de cannabis en el cerebro y el comportamiento".

relacionada ¿En qué países es legal la marihuana?
relacionada ​San Canuto, el mártir con Catedral propia a la que ninguno de sus 'devotos' peregrina
relacionada Las drogas de los menores: Menos alcohol, más cannabis

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil