sábado, 18 de agosto de 2018 20:10
Internacional

Los crímenes contra la humanidad cometidos por el régimen de Kim Jomg-un

|

Kim Jong un


Aunque con el apretón de manos entre el líder norcoreano Kim Jong-un y el presidente de EEUU Donald Trump pueda simbolizar que el pasado ya ha quedado atrás, lo cierto es que un informe de 2014 de Naciones Unidas enumeraba varios "crímenes contra la humanidad" practicados por el régimen de Corea del Norte.



En marzo de 2013, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU decidió avanzar hacia una comisión de investigación sobre la situación de Corea del Norte. 


El australiano Michael Kirby, la serbia Sonja Biserko y el indonesio Marzuki Darusman, relator especial para los derechos humanos en la República Popular de Corea del Norte, fueron miembros indicados para proseguir la investigación.


Menos de un año después, esta comisión concluyó que la violación de los derechos humanos "es sistemática, generalizada y cometida por la República Popular Democrática de Corea". En muchos casos, "las violaciones encontradas se traducen en crímenes contra la humanidad y se basan en políticas de Estado".


Los principales agresores son funcionarios del Departamento de Seguridad del Estado, el Ministerio de Seguridad del Pueblo, el Ejército del Pueblo Coreano, el Gabinete del Ministerio Público, el Poder Judicial y el Partido de los Trabajadores de Corea, que actúan bajo el control efectivo de los órganos centrales del partido de los Trabajadores de Corea, la Comisión Nacional de Defensa y el Líder Supremo de la República Popular Democrática de Corea".


La lista de atrocidades es enorme, y puede leerse en la web de la Naciones Unidas:


- Violaciones del derecho a la alimentación


- Violaciones asociadas a los campos de prisioneros


- Tortura y trato deshumano


- Prisión y detención arbitrarias


- Discriminación, en particular en la negativa sistemática y violación de los derechos humanos básicos y de las libertades fundamentales


- Violaciones de la libertad de expresión


- Violaciones del derecho a la vida


- Violaciones de la libertad de movimiento


- Desapariciones forzadas, incluso bajo la forma de secuestro de nacionales de otros Estados


"El Estado opera una máquina de adoctrinamiento que afecta a todos desde la infancia, para propagar un culto oficial de la personalidad para fabricar una obediencia absoluta al líder supremo (Suryong) de manera eficaz para excluir cualquier pensamiento independiente de la ideología oficial y de la propaganda del Estado", escribieron los relatores.


"Los ciudadanos son castigados por cualquier actividad "anti-Estado" o manifestaciones de disidencia, acusó el informe. "La Comisión halló evidencias de violaciones sistemáticas, generalizadas y graves del derecho a la alimentación en la República Popular Democrática de Corea", pero también de "secuestros y encarcelamientos" arbitrarios, de tortura y asesinatos extrajudiciales, de segregación y discriminación de género". Todas estas atrocidades, concluyó la ONU, "fueron aprobadas al nivel del Líder Supremo".


La lista de "crímenes contra la humanidad" es larga: "asesinatos, esclavitud, tortura, violación, abortos forzados y otras formas de violencia sexual, persecución política, religiosa, racial y de género, la transferencia forzada de población, la desaparición forzada de personas, etc.".


Por eso, en sus conclusiones, la comisión encargada de la investigación aconseja a la ONU "garantizar que los mayores responsables de los crímenes contra la humanidad en la República Popular Democrática de Corea sean responsabilizados. La opciones para alcanzar este fin incluyen una referencia de la situación al Consejo Penal del Consejo de Seguridad o el establecimiento de un tribunal ad hoc por parte de la Naciones Unidas". 

relacionada Donald Trump y Kim Jong Un llegan a un acuerdo histórico
relacionada Kim Jong-un, según sus compañeros de escuela

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil