sábado, 23 de junio de 2018 20:00
Sociedad

El hielo en la Antártida se derrite más rápido que nunca

|

Pinguinos en la Antu00e1rtida


El hielo en la Antártida se está derritiendo a un ritmo récord y las subidas del mar podrían tener consecuencias catastróficas para las ciudades costerasde todo el mundo, según dos nuevos estudios.


Un informe dirigido por científicos del Reino Unido y Estados Unidos revela que el ritmo de derretimiento de la capa de hielo antártica se ha triplicado en los últimos cinco años y ahora está desapareciendo más rápidamente que en cualquier otro momento registrado anteriormente.


Un estudio independiente advierte que, a menos que se tomen medidas urgentes en la próxima década, el hielo derretido podría contribuir con más de 25 cm a un aumento total del nivel del mar de más de un metro para 2070. 


Esto podría llevar eventualmente al colapso de toda la capa de hielo de la Antártida occidental, y alrededor de 3,5 metros de elevación del nivel del mar.


El profesor Andrew Shepherd, autor líder del estudio sobre la aceleración de la pérdida de hielo, señala: "Hace tiempo que sospechamos que los cambios en el clima de la Tierra afectarán a las capas de hielo polares. Gracias a nuestros satélites que nuestras agencias espaciales han lanzado, ahora podemos rastrear sus pérdidas de hielo y su contribución global al nivel del mar con confianza".


Shepherd  advierte de que la velocidad de derretimiento es "sorprendente".


"Esto tiene que ser motivo de preocupación para los gobiernos en los que confiamos para proteger nuestras ciudades y comunidades costeras", añade.


El estudio, publicado en 'Nature', involucró a 84 científicos de 44 organizaciones internacionales y afirma ser el informe más completo sobre la capa de hielo antártica hasta la fecha. 


Muestra que antes de 2012, la Antártida perdió hielo a un ritmo constante de 76.000 millones de toneladas al año, lo que supone una contribución de 0,2 mm al aumento del nivel del mar. Sin embargo, desde entonces se ha producido un fuerte aumento, que ha provocado la pérdida de 219.000 millones de toneladas de hielo al año, lo que supone una contribución anual de 0,6 mm al nivel del mar.


Hielo de la Antu00e1rtida


El segundo estudio, también publicado en 'Nature', advierte de que se está acabando el tiempo para salvar la Antártida y su ecosistema único, con consecuencias potencialmente nefastas para el mundo.


Los científicos evaluaron el estado probable de la Antártida en 2070 bajo dos escenarios. La primera, en la que se toman medidas urgentes sobre las emisiones de gases de efecto invernadero y la protección del medio ambiente en los próximos años, la segunda, si las emisiones siguen aumentando sin cesar y la Antártida se explota por sus recursos naturales.


El escenario que se presenta depende en gran medida de las decisiones que se tomen durante la próxima década, tanto en lo que se refiere al cambio climático como a la regulación ambiental, concluyen.


El coautor Martin Siegert, del Instituto Grantham, indica: "Algunos de los cambios a los que se enfrentará la Antártida ya son irreversibles, como la pérdida de algunas plataformas de hielo, pero hay mucho que podemos prevenir o revertir.


"Para evitar los peores impactos, necesitaremos una fuerte cooperación internacional y una regulación eficaz respaldada por una ciencia rigurosa. Esto dependerá de que los gobiernos reconozcan que la Antártida está íntimamente ligada al resto del sistema terrestre, y que el daño allí causará problemas en todas partes".


Además de ser una de las principales causas del aumento del nivel del mar, los científicos afirman que los océanos alrededor de la Antártida son un "sumidero de carbono" clave que absorbe enormes cantidades de gases de efecto invernadero y ayuda a mitigar los impactos del cambio climático.


"Si el panorama político de una futura Antártida está más preocupado por la rivalidad, y por cómo cada país puede sacar el máximo provecho del continente y de sus océanos, entonces todas las protecciones podrían ser revocadas", sostiene Siegert.


"Sin embargo, si reconocemos la importancia de la Antártida en el medio ambiente global, entonces existe el potencial para la cooperación internacional que utiliza la evidencia para promulgar cambios que eviten los "puntos de inflexión", es decir, las fronteras que, una vez cruzadas, causarían un cambio desbocado, como el colapso de la capa de hielo antártica occidental".


relacionada ​Greenpeace exige proteger la Antártida de plásticos y químicos

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil