martes, 20 de noviembre de 2018 22:20
Editorial

​JUNQUERAS NO ES PUIGDEMONT

Manuel Fernando González Iglesias
Manuel Fernando González Iglesias

A Coruña, 1952

Puig junqueras


Las últimas encuestas de dos diarios -más próximos a la derecha civilizada que a la izquierda- ‘La Razón’ y ‘El Español’ de Pedro J., nos dicen que los partidos españoles no son capaces, a día de hoy, de convencer a su electorado natural para que les voten mayoritariamente. Y como resulta que nadie puede gobernar por sí solo, la desesperanza ciudadana surge de nuevo porque a ver quién es el listo que pone de acuerdo a Ciudadanos con el PSOE de Sánchez o al PP de Casado con la formación de Rivera, cuando todos se están tirando los trastos a la cabeza sin la mas mínima concesión de entendimiento a la verdad del oponente.


Si seguimos así nuestros líderes volverán a mirar hacia las mayorías anti-naturales en lugar de dejarse convencer por la lógica de muchos parlamentos europeos del pacto y, por consiguiente, del reparto proporcional del pastel del poder. Y como quiera que la rueda europea no deja nunca de rodar, hasta es posible que cuando nos convenzamos que un mal pacto es mejor que un gran desacuerdo, lleguemos tarde, porque Europa ya navega en otros mares menos democráticos.


En ese sentido habrá que prestarle mucha atención a las elecciones de la muy civilizada Suecia, que por defender el Estado de Bienestar puede caer en manos de la extrema derecha, hundiendo en esa tempestad a la socialdemocracia que tanto cuidó Sven Olof Joachim Palme hasta que lo asesinaron allá por el ya lejano 1982 -¡cómo pasa el tiempo!-.


Y mientras reflexiono sobre lo que significó para los socialistas españoles la figura de Palme o la de Willy Brandt, leo que Torra dice que la única sentencia justa para sus políticos presos es la absolución de los cargos que se les imputa por parte de la Justicia española.


Hombre, Honorable, a mí me parece que, puestos a ser justos, Junqueras no se merece la misma carga penal que Puigdemont, puesto que este huyó del país mientras le recomendaba a sus compañeros de Govern que el lunes habían de volver al despacho oficial, cosa que varios hicieron, mientras él se iba corriendo a Bruselas.


Detalle de felón que ahora recogerán los dos libros que se van a publicar sobre el tema, no sé si con el taco que le salió del alma a Artur Mas cuando se enteró que se le había fugado "el hereu" o sin él, pero que deja a las claras que la moralidad del líder de Esquerra es una y la del Puchi otra muy distinta y opuesta. Un detalle que no debiera dejar indiferente ni a fiscales ni al Tribunal, como no nos ha dejado indiferentes a muchos catalanes no independentistas.


Como el curso no ha hecho más que abrirse -por cierto con una entrevista "plana" de Sánchez a Pepa Bueno en la SER ¿donde sinó?-, ya tendremos tiempo de comentar con Vds. lo que vaya sucediendo en "el paraíso catalán" para que lo juzguen.



Artículo original publicado en catalunyapress.es

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil