viernes, 26 de abril de 2019 13:38
Internacional

Muere el fundador de una de las redes más temidas del mundo

|

Jalaluddin Haqqani rtve


El fundador de la poderosa red Haqqani de Afganistán, uno de los grupos militantes más temidos del país, ha muerto a la edad de 72 años, han anunciado los talibanes.


Jalaluddin Haqqani fue una vez un aliado de Estados Unidos en su lucha por derrotar a la Unión Soviética en Afganistán, pero se convirtió en un amigo cercano de Osama bin Laden y en 2012 Estados Unidos declaró a la red Haqqani una organización terrorista.


Haqqani murió en Afganistán el lunes 3 de septimebre después de años de mala salud, dijo un portavoz talibán a Associated Press. Había estado paralizado por la enfermedad de Párkinson durante los últimos 10 años y hace mucho tiempo entregó el control operativo de la red Haqqani a su hijo, Sirajuddin.


Considerada la más formidable de las fuerzas combatientes talibanes, la red Haqqani ha sido vinculada a algunos de los ataques más atroces de Afganistán.


Y con Sirajuddin Haqqani a cargo de las operaciones, no quedó claro de inmediato qué impacto directo tendría la muerte del viejo Haqqani en el movimiento insurgente.


"Si Su Excelencia Haqqani Sahib nos ha abandonado físicamente, su ideología y metodología continúan perdurando", destaca una declaración de los talibanes.


La historia inusual de la red Haqqani comenzó cuando Jalaluddin Haqqani, educado en una madrasa profundamente conservadora en Pakistán, se alzó contra el monarca de Afganistán, el rey Zahir Shah, en la década de 1970.


Durante la década de 1980, cuando Washington apoyó un levantamiento contra el gobierno comunista en Kabul y sus aliados rusos, fue la destreza militar de Haqqani lo que le llamó la atención tanto de Estados Unidos como de Pakistán.


Recibió dinero y armas de los EEUU y el suyo fue uno de los grupos islamistas que derrotó a un ejército invasor de Moscú.


La red de Haqqani unió fuerzas con los talibanes cuando tomaron Kabul en septiembre de 1996, expulsando a una mezcla de grupos muyahidines enemistados cuyas batallas habían dejado la capital en ruinas.


Desde entonces, la red ha estado entre los enemigos más feroces que luchan contra las tropas de EEUU y de la OTAN en Afganistán, y se ha hecho conocida por sus complejos y bien organizados ataques, así como por atacar a civiles y llevar a cabo secuestros de alto perfil.


En agosto de 1998, los misiles de crucero estadounidenses atacaron la base de Haqqani en un intento fallido de matar a bin Laden. Varios militantes pakistaníes afiliados al grupo Harakat-ul-Mujahedeen murieron en ese ataque.


En noviembre de 2001, cuando los talibanes fueron expulsados de Kabul, el mulá Omar ordenó a Haqqani que condujera a sus combatientes árabes a un lugar seguro.


Haqqani desarrolló estrechos vínculos con el servicio de inteligencia pakistaní, conocido con el acrónimo ISI, así como con grupos militantes pakistaníes, muchos de los cuales estaban siendo preparados por el ISI para luchar contra la India en la disputada región de Cachemira.


Funcionarios estadounidenses y afganos han dicho que la red, con sede en la región pakistaní de Waziristán del Norte, operaba con el apoyo de ISI. Es una acusación que ha sido rechazada por Pakistán, que en cambio apunta a los primeros vínculos de Haqqani con Estados Unidos.


COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil