domingo, 26 de enero de 2020 16:35
Internacional

Movimiento de izquierda quiere una protesta inspirada en los chalecos amarillos en Alemania

|

La fundadora del movimiento alemán Aufstehen, que pretende servir de plataforma de unidad para los partidos de izquierda y que cuenta con cerca de 170.000 miembros, anunció que el movimiento pretende hacer avanzar las manifestaciones en las calles de Alemania inspiradas en las protestas de los chalecos amarillos en Francia, que entretanto se han extendido a otros países como Portugal.


Citado por el periódico británico 'The Guardian', Sahra Wagenknecht, también líder del partido de izquierda Die Linke, dijo en declaraciones a la prensa extranjera en Berlín que el movimiento francés le mostró que es posible que las protestas populares tengan efectos reales en el cambio político. Ella cree que el modelo puede ayudar a los alemanes a luchar contra la desigualdad en el país.


Wagenknecht también afirma que se inspira en el movimiento Insubmissive France de Jean-Luc Mélenchon y en el apoyo de Momentum a Jeremy Corbyn en el Reino Unido. Tenemos grandes planes para el próximo año", dijo el líder de Aufstehen, la palabra alemana para "Levántate".


"Reconocemos que cuando la gente sale a las calles a protestar -especialmente aquellos que no han tenido voz política durante muchos años y que redescubren su voz en las protestas- puede haber un cambio político. Eso es lo que estamos viendo ahora en Francia", continuó Wagenknecht.


Sahra Wagenknecht


La líder del movimiento Aufstehen nos asegura que no quiere sustituir a los partidos de izquierda, sino crear una plataforma que reúna a estos partidos para promover un "nuevo renacimiento social". Aunque reconoce que "Francia tiene una cultura de protesta completamente diferente a la de Alemania", Wagenknecht confía en la capacidad del movimiento para movilizar a los alemanes.


Sahra Wagenknecht dice que los alemanes, "especialmente los que no se sienten representados en la política alemana, se darán cuenta de que son mucho más capaces de presionar al gobierno si salen a protestar".


Incluso admitiendo que las protestas a menudo implican violencia, Wagenknecht considera que es "completamente erróneo reducir a la violencia el movimiento de los chalecos amarillos en Francia". "No queremos violencia, pero al mismo tiempo tenemos que reconocer que es una expresión clara de la ira reprimida. No sale de la nada", enfatizó.


¿Quiénes son los 'chalecos amarillos' y qué quieren? 



relacionada Las medidas de Macron para calmar a los 'chalecos amarillos' agravarán el déficit público francés
relacionada ​¿Quiénes son los 'chalecos amarillos' y qué quieren?

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil