miércoles, 19 de junio de 2019 04:40
Internacional

​Bolsonaro castiga a las minorías en su primer día de gobierno

|

El recién instalado presidente Jair Bolsonaro se dirigió a los grupos indígenas de Brasil, a los descendientes de esclavos y a la comunidad LGBT con órdenes ejecutivas en las primeras horas de su administración, moviéndose rápidamente después de una campaña en la que el líder de la extrema derecha dijo que revisaría radicalmente muchos aspectos de la vida en la nación más grande de América Latina.


El mercado de valores de Sao Paulo, mientras tanto, saltó 3,56 por ciento a un cierre récord de 91.012 puntos cuando los nuevos ministros del gabinete reforzaron la intención de privatizar empresas de propiedad estatal y un fabricante de armas brasileño se benefició de los planes de Bolsonaro de aflojar los controles de armas. Durante la campaña presidencial también se produjeron picos similares en las cotizaciones bursátiles.


Jair Bolsonaro


Una de las órdenes emitidas a última hora del martes, horas después de la toma de posesión de Bolsonaro, probablemente hará casi imposible la identificación y demarcación de nuevas tierras para las comunidades indígenas. Las áreas reservadas para los "quilombolas", como se conoce a los descendientes de antiguos esclavos, también se ven afectadas por la decisión.


Otra orden eliminó las preocupaciones de la comunidad LGBT de la consideración del nuevo ministerio de derechos humanos.


En un movimiento a favor de sus aliados en el agronegocio, que han criticado la entrega de grandes extensiones de tierras a los indígenas, Bolsonaro transfirió las responsabilidades de delimitación de los territorios indígenas del Ministerio de Justicia al Ministerio de Agricultura. La nueva ministra de Agricultura, Tereza Cristina, forma parte del grupo de agroindustria de la cámara baja de Brasil y se ha opuesto a las peticiones de las comunidades nativas.


Bolsonaro, ex capitán del ejército y antiguo congresista, dijo durante su campaña presidencial que dejaría de hacer lo que él llama concesiones a los nativos brasileños y quilombolas.


"Menos de un millón de personas viven en esos lugares aislados del verdadero Brasil", dijo el miércoles. "Son explorados y manipulados por organizaciones sin fines de lucro. Juntos integraremos a esos ciudadanos y daremos valor a todos los brasileños".


El Ministerio de Justicia se ocupaba anteriormente de la demarcación de las tierras indígenas a través del organismo de la FUNAI, que también supervisa otras iniciativas para los grupos indígenas, como la atención de la salud, la vivienda y la preservación de la lengua. La orden de Bolsonaro está levantando incertidumbres sobre la FUNAI al cambiarla a un nuevo ministerio para la familia, la mujer y los derechos humanos que está encabezado por un pastor evangélico ultraconservador.

relacionada Los niños de azul, las niñas de rosa y otras perlas de la nueva ministra de Familia de Brasil
relacionada Bolsonaro admite haber despedido a funcionarios "comunistas"

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil