miércoles, 26 de junio de 2019 21:52
Ciencia e investigación

​El fin de la Vía Láctea tal como la conocemos llegará antes de lo previsto

|

El fin de la Vía Láctea tal como la conocemos puede llegar unos cuantos miles de millones de años antes de lo previsto.


Simulación de la colisión de la Vía Láctea y la galaxia Andrómeda


Según un nuevo artículo publicado el 4 de enero en la revista 'Monthly Notices of the Royal Astronomical Society', nuestra galaxia natal parece estar en un curso acelerado con uno de sus satélites más cercanos, la espiral de estrellas conocida como la Gran Nube de Magallanes (LMC).


Este choque cósmico, modelado con bellos y aterradores detalles por un equipo de astrofísicos de la Universidad de Durham en el Reino Unido, podría comenzar tan pronto como dentro de 2.000 millones de años -aproximadamente de 2.000 a 3.000 millones de años antes de la tan esperada colisión entre la Vía Láctea y su vecino cósmico más cercano, la Galaxia de Andrómeda.


Mientras que el LMC presume de tener sólo una vigésima parte de la masa solar de la Vía Láctea, la colisión dejaría cicatrices permanentes en ambas galaxias, encendiendo agujeros negros que antes estaban dormidos, lanzando estrellas a cuatro millones de kilómetros de distancia de la órbita y manchando el cielo con la crepitante radiación cósmica.


En esta imagen del Hubble, la Galaxia del Remolino (M51a) y un compau00f1ero (M51b) se estu00e1n fusionando NASA

En esta imagen del Hubble, la Galaxia del Remolino (M51a) y un compañero (M51b) se están fusionando. Las dos galaxias son similares en masa a la Vía Láctea y a la Gran Nube de Magallanes / NASA


"La destrucción de la Gran Nube de Magallanes, tal como la devora la Vía Láctea, causará estragos en nuestra galaxia", dijo en una declaración Marius Cautun, autor principal del estudio y becario postdoctoral del Instituto de Cosmología Computacional de la Universidad de Durham.


CUANDO LAS GALAXIAS CHOCAN


Las colisiones galácticas son comunes en la infinidad del espacio y los científicos están avanzando en el modelado de cómo serían las nuevas fusiones galácticas. Usando un simulador de colisión de supercomputadoras llamado EAGLE, el equipo de Durham modeló varios escenarios posibles para la inminente fusión Vía Láctea/LMC.


¿Qué cambiará en nuestra galaxia? Para empezar, la LMC que colisiona probablemente vertería montones de gas y estrellas en el agujero negro en el centro de la Vía Láctea. Según Cautun y sus colegas, tal colisión podría aumentar el tamaño del agujero negro hasta 8 veces su tamaño actual, posiblemente incluso convertirlo en un cuásar, uno de los objetos más brillantes del universo, lo que ocurre cuando un agujero negro supermasivo aspira y escupe materia a una velocidad cercana a la de la luz.


Según los investigadores, muchas estrellas serán absorbidas por el creciente agujero negro en el centro galáctico; otras estrellas, reaccionando a toda la masa extra que se derrama en su vecindario, podrían ser lanzadas de cabeza al espacio interestelar, a cuatro millones de millas de distancia.


Sólo unas pocas estrellas que habiten la región general del sol de la Tierra se verán afectadas por la fusión. Los investigadores predijeron que cualquier riesgo para la vida en la Tierra sería "muy improbable" y, por el lado positivo, el nuevo cuásar de la Vía Láctea podría en realidad tratar a los futuros terrícolas con "un espectacular despliegue de fuegos artificiales cósmicos", según el coautor del estudio Carlos Frenk, director del Instituto de Cosmología Computacional de Durham.

relacionada La Vía Láctea es todavía más grande de lo que se pensaba hasta ahora
relacionada La Vía Láctea como nunca antes la habías visto

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil