domingo, 26 de mayo de 2019 01:09
Politica

Turull niega violencia el 20-S porque solo "cuatro actuaron de forma incívica"

|

Cuestiona, a preguntas de la Abogacía del Estado, que con el "artículo 155 se pueda cesar a un president"

El exconsejero de Presidencia de la Generalitat, Jordi Turull, ha restado importancia este martes durante su declaración como acusado en el juicio del 'procés' en el Tribunal Supremo a los incidentes en torno a la Consejería de Economía el 20 de septiembre de 2017, con ocasión de los registros ordenados por el juez de Barcelona que investigaba 1-O. "El 99 por ciento de lo que pasó es una actitud de protesta pacífica, por cuatro que actúen de forma incívica no me van a hacer cambiar de opinión", ha señalado, tras defender que las diligencias judiciales se practicaron.

Turull se ha referido de este modo a la violencia que la Fiscalía sitúa en dicha concentración, donde resultaron destrozados varios vehículos policiales. Sobre este aspecto en concreto se ha limitado a señalar que él estuvo todo el día en el Palacio de la Generalitat y no supo de ellos hasta el día siguiente por los medios de comunicación, y que "desde todo el independentismo" esta circunstancia se condenó.

En esta última fase de su interrogatorio por parte del fiscal Jaime Moreno, Turull ha recordado que las diligencias del Juzgado Central de Instrucción número 13 él las conoció porque el gabinete jurídico de la Generalitat dependía de su departamento, que ese día hubo registros en 19 edificios de la Generalitat y que su papel fue el de garantizar la asistencia jurídica a detenidos y que no hubiera problemas en la práctica de diligencias. "Y no llegó ninguna queja sobre la práctica de diligencias", ha indicado en varias ocasiones.

Igualmente ha dicho que se enteró por los medios de comunicación del hecho de que la secretaria general del juzgado tuviera que salir por los tejados dada la gran concentración de personas a la puerta de la Consejería, aunque en todo caso ha señalado que todo ese asunto era competencia del exconsejero Joaquim Forn.

También ha restado importancia al episodio explicando que no se puede decir que saliera por los tejados sino que se hizo "por un patio central que separa una finca de otra", tal y como explicó el exconsejero de Interior.

MARCHENA LE LLAMA DE NUEVO AL ORDEN
En este punto el líder independentista, que fue dos veces candidato fallido a la presidencia de la Generalitat, ha negado el uso de la violencia en el 'procés' señalando que Cataluña es "el país de Pau Casals" y que "insinuar que para construir la independencia es necesaria violencia es delirante".

Tras realizar estas manifestaciones Turull ha vuelto a ser interrumpido por el presidente del Tribunal, Manuel Marchena, que le ha recordado que debe ceñirse a responder a las preguntas y abstenerse de hacer valoraciones, que en todo caso podrá realizar "en otra secuencia del proceso", en alusión al turno palabra que tendrá al final del juicio.

Preguntado sobre un mensaje en Twitter que Turull publicó al día siguiente del 20-S sobre una concentración en Granollers (Barcelona), en el que señalaba "votaremos y ganaremos", Turull ha respondido que era un resumen a un mitin y ha añadido que "El Gobierno de España menos política está dispuesto a hacer de todo".

Así, Turull ha recordado las palabras del exministro del Interior Jorge Fernández Díaz cuando en una reunión con el jefe de la Oficina Antifraude catalana, Daniel de Alfonso, afirmó: "la Fiscalía te lo afina" y ha añadido que ahora ha podido comprobar que "gente del Estado está siendo víctima de las cloacas del estado)". "El Gobierno ha estado dispuesto a hacer de todo, y nosotros queremos que la gente vote", ha añadido, momento en el que ha vuelto a ser cortado por el presidente del tribunal.

Preguntado si trató de parar el referéndum, Turull ha manifestado que la experiencia que tenían era la de la consulta del 9 de noviembre de 2014, donde la gente votó de forma pacífica, y ha rechazado que pudieran preverse diferencias por el hecho de que la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Mercedes Armas, dictara una resolución impidiendo el uso de locales y requisando el material. "Se lo pidió a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, a nosotros no nos envió ninguna diligencia", se ha limitado a señalar.

El fiscal Moreno también ha preguntado a Turull si se llamó a la ciudadanía a que defendiese los colegios para seguir votando. "Lo que hicimos fue compatibilizar que los Mossos, Policía y Guardia Civil cumpliesen, y por la mañana hicimos el censo universal e invitamos a todos los ciudadanos que se encontraron con los colegios cerrados o con policías, que fuesen a otros sitios", ha manifestado.

Para finalizar su interrogatorio, el fiscal Moreno ha preguntado a Turull si votó la Declaración Unilateral de Independencia (DUI), a lo que Turull ha contestado afirmativamente por ser "la expresión de una voluntad política que encaja con el sentir mayoritario del pueblo de Cataluña", para concluir que se trataba de "una declaración política".

A LA ABOGADA DEL ESTADO
Tras ello, y a preguntas de la abogada del Estado, Rosa María Seoane, el exconsejero ha insistido en la idea de que el Govern de Puigdemont había "explorado todas las posibilidades para ejercer el derecho de autodeterminación" y continúa convencido de esa opción porque todo depende de la "voluntad política" que se ponga, "igual que se es muy generoso con los artículos de la Constitución": "Porque dime tú dónde pone en el artículo 155 que se puede cesar a un president".

A la pregunta de si veía alguna posibilidad de pactar un referéndum con el Estado, Turull ha respondido que "no es un tema de una idea que tiene un político, sino una cosa muy sentida por toda la sociedad". "Pero cuantas más apelaciones hacíamos al Gobierno para el diálogo, la respuesta era 'yo te denuncio por aquí, yo te denuncio por allá...'. Persistiremos", ha afirmado.

Una vez que ha concluido el interrogatorio de la abogada del Estado, el tribunal ha decidido suspender la sesión durante dos horas para comer. El juicio se ha reanudado a las 16.00 horas con las preguntas de las defensas de los 12 acusados.

"NO ESTA REÑIDO DEFENDER VALORES Y PASARLO BIEN"
La primera en intervenir ha sido la abogada del presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, que ha querido recuperar el debate sobre la concentración del 20-S, mostrando un vídeo de este día para preguntar si la actitud era "cívica y pacífica".

"En todas las manifestaciones el ambiente es esto, es festivo", ha contestado Turull, que ha apuntado que "no está reñido defender una serie de valores con pasarlo bien".

Posteriormente, a preguntas de su abogado, Jordi Pina, el exconseller ha defendido que el equipo de Puigdemont se basó en su programa de gobierno y no en 'Libro Blanco de la Transición Nacional de Cataluña', que, según ha dicho, era un documento de la legislatura anterior que trataba de "poner ciencia a muchos tópicos" sobre cómo conseguir la independencia.

Turull ha querido concluir su declaración leyendo unos párrafos del discurso que hizo Carles Puigdemont en el Parlament de Cataluña para proclamar la DUI. El exconsejero ha reproducido dicha intervención para insistir en que el Govern apeló al diálogo, ya que en él se manifestó que se buscaba "una solución pactada y dialogada" basada en "el 'con ellos'" en vez de en el "'a por ellos'".

Tras esto, el exconsejero de Presidencia ha vuelto al banquillo de los acusados, rechazando la posibilidad de sentarse detrás de sus abogados --como sí ha hecho el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras-- y ha dado paso a la declaración de Raül Romeva.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil