martes, 15 de octubre de 2019 01:50
Opinión

​DELIBES PEGA HEBRA

Miquel Escudero
Miquel Escudero

Miguel Delibes es un escritor que os recomiendo por su buen hacer, su seriedad y su sensibilidad. En alguna ocasión he leído a compañeros que os precedieron aquí, fragmentos de uno de sus libros: 'Mi vida al aire libre', unas memorias deportivas. Para hoy he pensado en su libro de artículos 'Pegar la hebra'; que quiere decir entablar conversación y charla, como intentamos cada vez. Este librito lo publicó en 1990, hace casi tres decenios, cuando tenía 70 años de edad. Leamos un artículo donde dice lo que piensa sobre un asunto en el que cuesta zafarse de fuertes presiones sociales. Se trata de 'Aborto y progresismo'.


Lejos de toda organización, Delibes afirmaba que hay una cosa clara: "el óvulo fecundado es algo vivo, un proyecto de ser con un código genético propio que, con toda probabilidad, llegará a serlo del todo si los que ya disponemos de razón no truncamos artificialmente el proceso de crecimiento". Para él, el derecho a tener un cuerpo prima sobre el de disponer de él ('nosotras parimos, nosotras decidimos') y debería encabezar el más elemental código de los derechos humanos. Antaño, argumentaba, el progresismo se sostenía en este credo: 'apoyo al débil, pacifismo y no violencia'. Años después, se añadió otro punto: defensa de la naturaleza. "Para el progresista, el débil era el obrero frente al patrono, el niño frente al adulto, el negro frente al blanco. Había que tomar partido por ellos, por los débiles". Pero cuando surgió la polémica sobre si el feto era o no persona, dice Delibes, el progresismo vaciló: "No se pensó que la vida del feto estaba más desprotegida que la del obrero o la del negro, quizá porque el embrión carecía de voz y políticamente resultaba irrelevante". Empezó a cederse en unos principios que parecían inmutables: la protección del débil, la no violencia: "Contra el embrión, una vida desamparada e inerme, podía atentarse impunemente". "Y ante un fenómeno semejante, algunos progresistas convictos se preguntaron: ¿Es esto honesto? ¿Está de acuerdo con mi manera de pensar?". 


Defender la vida más pequeña y menesterosa, contra la agresión social, este es el asunto, justo en la era de los anticonceptivos. Pero hay distintas hipótesis a considerar.


El coloquio, amigos, está servido. Se levantan raudos varios brazos. "A ver, primero Eva; luego tú Samuel y después tú Teresa…". 


'Delibes pega la hebra' se ha publicado originalmente en catalunyapress.es.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil