martes, 17 de septiembre de 2019 04:16
Ciencia e investigación

Las tasas de caza furtiva de elefantes en África disminuyen un 60% en seis años

|

Las tasas de caza furtiva del elefante africano han disminuido en un 60% en seis años, según un estudio internacional.


Se cree que la disminución podría estar asociada con la prohibición del comercio de marfil introducida en China en 2017.


Las tasas anuales de mortalidad por caza furtiva en África subsahariana cayeron del 10 por ciento en 2011 a menos del 4 por ciento en 2017, según el artículo publicado en la revista 'Nature Communications'.



"Mientras la demanda siga bajando, las tasas de caza furtiva disminuirán", dijo a The Independent el investigador principal, Colin Beale, de la Universidad de York. "La tendencia va en la dirección correcta."


Sin embargo, el panorama general sigue siendo sombrío. Se estima que en el continente quedan unos 350.000 elefantes, pero los cazadores furtivos matan hasta 15.000 cada año. 


Si se mantienen las tasas actuales, la población seguirá prácticamente aniquilada en las próximas décadas, sobreviviendo sólo en pequeñas áreas muy protegidas.


Elefante africano con su cru00eda



"Estamos viendo un descenso en la caza furtiva, lo cual es obviamente una noticia positiva, pero aún está por encima de lo que creemos que es sostenible, por lo que las poblaciones de elefantes están disminuyendo", comenta Beale. "Las tasas de caza furtiva parecen responder principalmente a los precios del marfil en el sudeste asiático y no podemos esperar tener éxito sin abordar la demanda en esa región".


Y añade: "Necesitamos reducir la demanda en Asia y mejorar los medios de vida de las personas que viven con elefantes en África; estos son los dos objetivos más importantes para asegurar la supervivencia a largo plazo de los elefantes".


MÁS: Botsuana vuelve a permitir la caza de elefantes en el país


A principios de la década de 2000, la caza furtiva de elefantes africanos era aún peor, con una disminución de la población del 30% en sólo siete años. Los investigadores aún no tienen datos para 2018 o 2019.


Los científicos examinaron los datos del programa Mike (Monitoring the Illegal Killing of Elephants), que registra los datos de los cadáveres proporcionados por los guardaparques de 53 sitios protegidos en el África subsahariana.


Las intervenciones internacionales para detener el comercio de marfil no siempre son efectivas y los ambientalistas creen que es necesario hacer leyes más fuertes y esfuerzos para hacerlas cumplir.

relacionada ​Botsuana vuelve a permitir la caza de elefantes en el país
relacionada ​Botsuana levanta la prohibición de cazar elefantes y venderá su carne enlatada

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil