lunes, 18 de noviembre de 2019 01:45
Opinión

XAVI HERNÁNDEZ Y LA DEMOCRACIA DE QATAR

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Estos días, el futbolista Xavi Hernández ha vuelto a ser noticia, pero no como entrenador del Al Sadd, equipo del que hasta el momento no ha sacado demasiado petróleo futbolístico.


Xavi Hernández en rueda de prensa


Xavi es unos de los grandes jugadores que ha tenido el Barça, y  también el futbol español, donde ha llegado a jugar 133 veces con la Selección Española. Ha sido uno de los jugadores más queridos por la afición, tanto por su magnífico juego como por su carácter. La prudencia lo definía como un jugador completo.


De la noche a la mañana, o quizás, como señalan algunos, desde que cambió de estado civil, la prudencia dejó paso a su cambio ideológico y a meterse en el terreno político del que cualquier deportista debería huir. Votar a quien quiera u opinar de política públicamente es harina de otro costal, que se suele decir, para no herir o decepcionar a los millones de niños y mayores que los consideran ídolos y ejemplo a seguir.


La marcha del equipo de sus amores se produjo a esa edad en la que el deportista ya no rinde lo suficiente como para aguantar los noventa minutos de juego. Claro, cuando uno ha estado en lo más alto, no le gusta jugar solo media parte y chupar banquillo, así que decidió buscar otro equipo para seguir matando el "gusanillo" futbolero y que, además, le fuera rentable económicamente. 


Los petrodólares ya se estaban introduciendo en el llamado deporte rey, así que sin pensárselo dos veces, el 'noi de Terrasa' se marchó a jugar a Qatar, con un sueldo más que generoso, además de ser embajador del Mundial de 2022.


Por su trabajo cobra 10 millones de euros al año, más vivienda y vehículo gratis, y todo lujo de detalles en el que se ven inmersos él y su familia, que viven como en un cuento de las mil y una noches. Quizás por eso nunca pierde la ocasión de hablar de su país de adopción para hablar de lo bien que se vive allí, de la seguridad que gozan sus habitantes, que incluso pueden dejar las llaves del coche puestas que no se lo roban, y de que allí, donde han nacido sus dos hijos, son todos muy felices, como todos los habitantes del país.


Si se tiene en cuenta que, una vez más, Xavi afirma que "Qatar no es una democracia, pero funciona mejor que España", o como ha dicho en otras ocasiones, que "en España no hay democracia" por el tema del referéndum y los políticos presos, la verdad es que este Xavi genera muchas dudas. Debería darse una vuelta por las instalaciones que se están construyendo para el Mundial, donde ya han muerto más de 2.000 personas, que se dice muy pronto, y ver las condiciones de semiesclavitud en la que viven los trabajadores. Se trata de trabajadores que duermen hacinados en condiciones más que penosas, mientras que, a su alrededor, la abundancia, el derroche y los petrodólares que compran las voluntades de personas como él fluyen como el oro negro que hace posible todo ello, hasta la esclavitud.


En el Mundial 2022, las selecciones jugarán en estadios manchados de sangre, una situación que no se había dado hasta ahora, sin olvidarnos de cómo se ha producido la adjudicación de Qatar como sede. En este episodio se han visto envueltos unos cuantos jerarcas futboleros en el tráfico de influencias. "Poderoso caballero es Don Dinero", que decía Quevedo hace ya unos cuantos siglos, aunque ya se sabe que hay cosas que nunca cambian.


Habría que recomendarle a Xavi que se lea el informe de Amnistía Internacional, en que se dice que "en el emirato está restringida la libertad de expresión, de asociación y de reunión, prohibidos los partidos políticos y sindicatos de trabajadores extranjeros, las mujeres están discriminadas en la legislación y en la práctica, se vulneran los derechos de la infancia, todavía impera la pena de muerte (hubo dos sentencias), y los derechos laborales y humanos están más que cuestionados en las obras de construcción para el torneo". Con estos datos, sabemos que lee los diarios, pero igual solo los deportivos; al menos podría tener la decencia de estar calladito.


Muchos se acuerdan de que en esos 133 partidos que ha jugado con La Roja, nunca ha manifestado que en España no había democracia.


Xavi Hernández: calladito estás mejor y disimulas la falta de formación de la que adolecen opinadores como tú.



'Xavi Hernández y la democracia de Qatar' es un original de catalunyapress.es 

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil