sábado, 11 de julio de 2020 13:56
Internacional

Merkel dice que el acuerdo del Brexit será "esencialmente imposible"

|

Angel Merkel y Boris Johnson



La canciller alemana Angela Merkel ha dicho este martes 8 de octubre al primer ministro británico Boris Johnson que la posibilidad de un acuerdo para el Brexit es "inmensamente improbable" e incluso "esencialmente imposible".


Es el propio Gobierno británico, y más concretamente la oficina del Primer Ministro, el que puede responder a esta petición. Una fuente del número 10 de Downing Street dijo a 'Sky News' que la llamada entre los dos líderes fue "un momento muy útil y clarificador en todos los sentidos", entre otras cosas porque habrá quedado claro que "un acuerdo es esencialmente imposible no sólo ahora sino en cualquier momento".


El informe de la conversación proviene de la oficina del Primer Ministro británico y, hasta ahora, no hay confirmación del mismo contenido por parte del Gobierno alemán.


Gran parte de la conversación se ha centrado en la cuestión de la frontera de Irlanda del Norte (parte del Reino Unido) con la República de Irlanda. La retirada del Reino Unido de la unión aduanera (un requisito de la UE) y el deseo de mantener abierta esa frontera (como se estipulaba en el Acuerdo del Viernes Santo o en el Acuerdo de Belfast de 1998) han demostrado ser un verdadero rompecabezas en un escenario del Brexit.


La UE y la ex Primera Ministra Theresa May han acordado un sistema de protección (una especie de mecanismo que actuaría como red de seguridad para evitar una frontera rígida entre los dos países), una solución que mantendría esa frontera abierta tal como está hoy en día, incluso en el caso del Brexit. No obstante, las mercancías transportadas a Irlanda del Norte desde el resto del Reino Unido tendrían que someterse a un control de calidad.


Boris Johnson, como ya han hecho los diputados pro-Brexit, ha rechazado esta hipótesis. Por otra parte, la semana pasada Boris Johnson presentó una propuesta para la frontera de Irlanda del Norte que decía 'eliminar el llamado backstop'.


En la propuesta de Boris Johnson se propuso un sistema en el que Irlanda del Norte y la República de Irlanda estarían en dos zonas aduaneras separadas. El Primer Ministro también aseguró un sistema sin fronteras rígidas, en el que las mercancías en tránsito de un lado de la frontera al otro serían controladas electrónicamente.


Esta propuesta fue rechazada inicialmente por Irlanda y luego por la Unión Europea. Sin resolver este asunto, y sin un acuerdo entre las distintas partes implicadas, el Reino Unido se acerca a la fecha límite para abandonar la UE: el 31 de octubre.


El primer ministro británico ya ha dicho que preferiría permanecer "muerto en una zanja" que pedir un nuevo aplazamiento de la fecha del Brexit. Sin embargo, los abogados del Gobierno ya han dicho que el ejecutivo cumplirá con la ley Benn, que estipula que el Reino Unido debe pedir un aplazamiento si no hay acuerdo con Bruselas antes del 19 de octubre.


En respuesta al informe que surgió del número 10 de Downing Street, el Presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, se dirigió al Primer Ministro británico en Twitter para decirle que "este no es un estúpido juego de pasatiempos".


"Se trata del futuro de Europa y del Reino Unido, así como de la seguridad y los intereses de nuestros ciudadanos. No quiere un acuerdo, no quiere una prórroga del plazo, no quiere una derogación, quo vadis", dijo, usando la expresión latina que significa algo así como "¿a dónde vas?


relacionada Boris Johnson pedirá un aplazamiento si no hay acuerdo para el Brexit
relacionada La Justicia no obliga a Boris Johnson solicitar un prórroga para el Brexit

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil