lunes, 5 de diciembre de 2022 23:15
Internacional

​El gobierno rumano cae tras perder la moción de censura

La caída del gobierno socialdemócrata crea un nuevo problema para el nuevo Presidente de la Comisión Europea. El centro-derecha rumano, hasta ahora en la oposición, dice que ya tiene un nombre para el puesto de Comisario para Rumanía.

|

Viorica Dancila



El Gobierno socialista rumano, dirigido por la primera ministra Viorica Dancila, acaba de caer tras perder una moción de censura presentada por la oposición. 238 miembros votaron a favor y cuatro en contra. Se necesitaba un total de 233 votos.


"Ludovic Orban, líder del Partido Liberal, dijo que "hemos impedido que el Partido Socialdemócrata continúe haciendo daño a Rumanía.


La oposición tiene ahora diez días para presentar un nuevo primer ministro al presidente rumano Klaus Iohannis antes de someterse a un voto de confianza en el parlamento de ese nuevo Estado miembro de la UE.


Las próximas legislaturas rumanas están programadas para finales de 2020, pero como hay elecciones presidenciales en noviembre, no se pueden convocar elecciones anticipadas en los seis meses anteriores a la elección del nuevo jefe de Estado.


Dancila y su Ejecutivo Socialdemócrata perdieron el apoyo de sus aliados liberales en la coalición gobernante en agosto y desde entonces ha habido especulaciones sobre cuánto tiempo más podrían mantenerse en el poder.


El Partido Socialdemócrata, cuyo líder, Liviu Dragnea, fue detenido por corrupción, ha sido objeto de una lluvia de críticas tanto por parte de la UE como de los Estados Unidos por sus controvertidas reformas del sistema judicial y la persecución de fiscales y jueces.


La ex fiscal general de Rumanía y ahora la recién nombrada fiscal general de la UE, Laura Kövesi, es una de las fiscales que afirma haber sido perseguida por los socialistas en Rumanía por querer luchar contra la corrupción. En febrero de 2018, la entonces Ministra de Justicia de Rumania, Tudorel Toader, inició un procedimiento para destituir a Kövesi de su cargo, acusándola de empañar la imagen del país en el extranjero al denunciar que la coalición en el gobierno tenía como objetivo detener los esfuerzos para combatir la corrupción.


El presidente rumano Klaus Ioahannis tardó en responder a la petición del ministro, pero el Tribunal Constitucional finalmente le obligó a hacerlo en julio de 2018. El resultado fue la renuncia de Laura Kövesi como fiscal de la dirección nacional anticorrupción. En diciembre de ese año, presentó su candidatura para el puesto de Fiscal General Europeo. Allí, una vez más, el gobierno socialdemócrata de su país intentó detenerla. Casi lo logra. Pero al final fracasó.


La caída del Gobierno rumano plantea ahora otro problema para el nuevo Presidente de la Comisión Europea. La alemana Ursula von der Leyen ya había visto a la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo rechazar a la rumana Rovana Plumb, Comisaria de Transportes. En su lugar, el gobierno de Dancila nombró a Dan Nica. Pero hasta ahora von der Leyen no había aclarado si aceptaría o no el reemplazo. Además de no ser un experto en transporte, desequilibraría la paridad que von der Leyen siempre dijo que quería garantizar en el nuevo colegio de comisarios.


Según fuentes citadas por Euractiv.com, un nuevo Gobierno de centro-derecha rumano, encabezado por el Partido Liberal, nombrará al diputado del PPE al Parlamento Europeo y al vicepresidente Siegfried Muresan como comisario.


Pero este no es el único quebradero de cabeza para el sucesor de Jean-Claude Juncker en el Berlaymont: el Parlamento Europeo también rechazó el jueves el nombramiento de Sylvie Goulard como comisaria europea de Mercado Interior del futuro equipo de Ursula von der Leyen. Urgido a reaccionar ante esto, la oficina del Presidente francés dijo en una declaración, citada por Reuters, que "Sylvie Goulard ha sido objeto de un juego político que afecta a toda la Comisión Europea".


La opinión negativa de los eurodiputados de la Comisión de Mercado Interior y de la Comisión de Industria -82 votaron en contra del nombramiento de la francesa, 29 a favor y una se abstuvo- está relacionada con la negativa de Sylvie Goulard a presentar la dimisión del cargo de comisaria europea si es acusada en el proceso de los puestos de trabajo ficticios de los asistentes de su partido, el MoDem, en el Parlamento Europeo, lo que la llevó a dimitir del Gobierno francés en junio de 2017, tan sólo un mes después de haber asumido la cartera de Defensa.


Miembro del Parlamento Europeo entre 2009 y 2017, el Presidente francés Emmanuel Macron aceptó reembolsar al PE 45.000 euros, correspondientes a ocho meses de salario de uno de sus asistentes, pagados cuando ya no trabajaba para él.


Sin embargo, las dudas sobre la integridad de Goulard, hasta ahora vicegobernadora de la Banque de France, no se han disipado, y los eurodiputados también cuestionan su conexión con el Instituto Berggruen, un centro de estudios con sede en Estados Unidos y sus conexiones con Wall Street, así como los miles de euros que recibió en salarios como asesora especial del Instituto entre 2013 y 2016. En otras palabras, durante su mandato como diputada al Parlamento Europeo.


Todos estos retrasos podrían poner en peligro el calendario de votaciones de la nueva Comisión Europea, previsto para el 13 de octubre. Y, en última instancia, su entrada en funciones, prevista para el 1 de noviembre.

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil
CLABE