lunes, 24 de febrero de 2020 21:44
Internacional

Boris Johnson se erige como paladín del libre comercio

|

El primer ministro del Reino Unido Boris Johnson


El Primer Ministro británico Boris Johnson quiere hacer del Reino Unido un campeón del libre comercio en el mundo, citando la imagen de un superhéroe para declarar la guerra a los "mercantilistas y proteccionistas", incluida la Unión Europea.


"La humanidad necesita un gobierno que esté dispuesto a defender enérgicamente el libre comercio, un país dispuesto a quitarse las gafas de Clark Kent, entrar en la cabina telefónica y salir con la capa flotando como un paladín fortalecido del derecho de los pueblos del mundo a comprar y vender libremente entre ellos", ha dicho en un discurso en Londres este 3 de febrero.


Ante una audiencia de líderes empresariales y embajadores extranjeros, reunidos simbólicamente en el Museo Marítimo Nacional, Johnson afirma que "el comercio está siendo ahogado" por la política exterior de las grandes potencias. "Los mercantilistas están en todas partes, los proteccionistas están ganando terreno. Desde Bruselas a China y Washington, los aranceles [aduaneros] se están agitando como palos", se lamenta.


El discurso, sólo tres días después de la retirada formal del Reino Unido de la UE, pretende marcar el rumbo del gobierno británico para las negociaciones posteriores a la crisis con la Unión Europea (UE), y Johnson subrayó el deseo de negociar un acuerdo comercial sin una estrecha alineación con el mercado único europeo.


"A menudo se nos dice que debemos elegir entre el pleno acceso al mercado de la UE, aceptando sus normas y tribunales como Noruega, o un ambicioso acuerdo de libre comercio que abra los mercados y evite toda la panoplia de regulaciones de la UE, como Canadá", dice.


"Hemos hecho nuestra elección: queremos un acuerdo de libre comercio, similar al de Canadá", dice, añadiendo una referencia a la posibilidad de una ausencia de acuerdo, terminando una relación como la que la UE tiene con Australia.


Rechaza las demandas de Bruselas para que haya igualdad de condiciones entre el Reino Unido y la UE, incluyendo la armonización legislativa en términos de legislación laboral, medio ambiente, fiscalidad y ayudas estatales a las empresas, asegurando que el país no está planeando "ningún tipo de 'dumping', ya sea comercial, social o ambiental".


"No hay necesidad de un acuerdo de libre comercio que implique la aceptación de las normas de la UE en materia de política de competencia, subvenciones, protección social, medio ambiente o algo similar, de la misma manera que la UE no debería verse obligada a aceptar las normas del Reino Unido. El Reino Unido mantendrá los niveles más altos en estas áreas -mejor en muchos aspectos que la UE- sin la obligación de un acuerdo", promete.

relacionada Reino Unido quiere negociar con la UE un acuerdo comercial similar al de Canadá
relacionada La UE promete no ceder ante los británicos en el mercado único

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil