sábado, 29 de febrero de 2020 14:15
Ciencia e investigación

​Las temperaturas en la Antártida superan los 20 grados centígrados por primera vez

|

Deshielo en la Antártida


La Antártida registró una temperatura récord de 20,75 ºC el 9 de febrero, superando por primera vez los 20 ºC, pero los datos no encuentran una relación directa entre este aumento de la temperatura y el cambio climático.


"Nunca habíamos visto una temperatura tan alta en la Antártida", dijo el investigador Carlos Schaefer a France-Presse (AFP), añadiendo que esta temperatura récord se registró en la isla Seymour, uno de los principales sitios frente a la Península Antártica.


El investigador dijo, sin embargo, que estos valores "no son válidos como tendencia" del cambio climático y que sólo muestran "que algo diferente está sucediendo en esta región".


Una investigación publicada en octubre de 2019 en el boletín científico 'Science Advances' describía un nuevo proceso de derretimiento del hielo y la contribución que dicho proceso puede hacer al futuro de la Antártida y a la elevación mundial del nivel del mar.


MÁS: Un enorme agujero bajo un glaciar de la Antártida 

podría producir una subida del nivel del mar catastrófica


Carlos Schaefer dijo que los datos se obtuvieron como resultado de un estudio de 20 años sobre el impacto del cambio climático en los suelos permanentemente congelados.


"No podemos usar eso [los datos] para anticipar el cambio climático en el futuro. Es un hecho" en un momento dado, explicó el investigador.


El récord de temperatura en la Antártida ya había sido superado el 6 de febrero, con los termómetros registrando 18,3 ºC. El récord más alto fue, hasta entonces, de 17,5 ºC, a partir del 24 de marzo de 2015, según el Servicio Meteorológico Nacional de Argentina.


EL FUTURO DE LA ANTÁRTIDA Y EL AUMENTO DEL NIVEL DEL MAR


La investigación está publicada en 'Science Advances' y describe un nuevo proceso de descongelación y la contribución que puede hacer al futuro de la Antártida y al aumento global del nivel del mar.


Los investigadores que participaron en el estudio dicen que todavía no hay suficientes datos para cuantificar los efectos de las corrientes de agua caliente que se filtran a través de las capas de hielo, pero Allen subraya que estos efectos deben ser conocidos.


Las plataformas de hielo flotan en el océano junto a las capas de hielo de la tierra, con cerca de tres cuartos del continente antártico rodeados por ese hielo.


Cuando estas grandes masas de hielo son retenidas, por ejemplo, por irregularidades en el fondo del mar, también frenan el flujo de hielo desde el interior del continente hacia el océano.


Pero si la plataforma se contrae o colapsa, el hielo terrestre también fluye mucho más rápido hacia el mar, aumentando las tasas de aumento del nivel del mar.


Los científicos explican que el hielo se vuelve más vulnerable en el punto de conexión entre el mar y la tierra, y a medida que el hielo de los glaciares fluye hacia el mar, también está sujeto a la erosión que se produce abajo. El agua caliente se filtra y forma "ríos" de muchos kilómetros de largo e incluso llega a la superficie, formando grandes áreas de mar abierto.


relacionada Un enorme agujero bajo un glaciar de la Antártida podría producir una subida del nivel del mar catastrófica
relacionada ​Las masas de hielo de la Antártida se están derritiendo por el calentamiento del océano

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil