lunes, 6 de abril de 2020 04:09
Politica

Florit asegura que con la incautación de móviles estimó que "no comprometía" el secreto profesional de los periodistas

|

El juez Miguel Florit, acusado por el denominado 'caso Móviles', ha asegurado este jueves ante el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) que con su orden de incautación de móviles a redactores "no comprometía el derecho al secreto profesional de los periodistas".

En su declaración, el juez ha señalado que con su orden, realizada a instancias de la Policía, "en cierto sentido" sí "tenía la intención de saber quién era el autor" de un presunto delito de revelación de secretos. Además, ha señalado que tenía fundadas sospechas de quiénes eran los autores del mismo.

"Este informe fue la gota que colmó el vaso" pues, según ha contestado Florit a preguntas del representante de la Fiscalía, Bartomeu Barceló, ya se habían producido otras denuncias por actuaciones similares y lo consideró un "hecho gravísimo".

Tras el interrogatorio de Florit, ha intervenido un representante de la defensa de los medios afectados que ha apreciado una "contradicción" en lo declarado por el juez.

Así, ha dicho que en instrucción Florit dijo no haberse planteado la vulneración de derechos y ante la Sala, este jueves, ha dicho que sí valoró que con la incautación de móviles no vulneraba el derecho al secreto profesional.

La causa se remonta al 11 de diciembre de 2018, cuando la Policía, por orden del juez, se incautó de los teléfonos móviles de dos redactores de Europa Press y 'Diario de Mallorca' para investigar el origen de informaciones periodísticas publicadas en relación al 'caso Cursach'.

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil