sábado, 26 de mayo de 2018 06:30
Opinión

CONSECUENCIAS DE LA IRRESPONSABILIDAD

Consol Prados
Consol Prados

Es curioso como determinados términos se ponen de moda o terminan definiendo momentos, situaciones o acontecimientos. Es difícil conocer la autoría, pero los medios de comunicación los hacen llegar partes y el concepto se queda.

Es curioso como determinados términos se ponen de moda o terminan definiendo momentos, situaciones o acontecimientos. Es difícil conocer la autoría, pero los medios de comunicación los hacen llegar partes y el concepto se queda.


No sé si se considera que ya se ha producido el choque de trenes institucional, en el momento que se convoca la consulta y el Tribunal Constitucional admite a trámite el recurso del Ejecutivo central y la suspende. O se puede producir según las maniobras que haga ahora el Presidente Mas o en el momento que se produzca la sentencia y más si es negativa. Dos trenes chocan cuando circulan por la misma vía en direcciones contrarias, o cuando un circula y el otro ni se mueve de la vía, y realmente eso es lo que hacen uno y otro, representados en las figuras de Mas y de Rajoy . Y es inevitable que nos hacemos preguntas.


Me cuesta y mucho entender que el Gobierno estatal considere que una vez puesto en marcha el procedimiento judicial el problema está resuelto. He encontrado la fatídica foto de Rajoy con los millones de firmas en contra del Estatuto en la puerta del Congreso con el lema "Todos tenemos derecho a opinar" de 2006 (¡ocho años así!). No se dan cuenta que las irresponsabilidades tienen consecuencias, y más en política? Y que a menudo son irreparables? Que su inmovilismo plasmático -de plasma- no sólo no lleva a ninguna parte sino que agrava la situación? ¿Cómo Piensa reparar las consecuencias que en buena parte ha provocado el mismo PP?


¿Que no sabía el Presidente Mas y todos juntos que la convocatoria de la consulta terminaría en la mesa del TC? ¿Se ha medido suficientemente las consecuencias tanto institucionales como de las expectativas de la gente? ¿Es libre el President Mas para intentar otras vías de negociación? ¿Por mucho que llame al diálogo, está en condiciones llegados hasta aquí? ¿o son necesarias otras interlocuciones?.

Después de la fiesta, escribía un artículo en este mismo medio donde decía que hay que ir con cuidado no sea que el choque de trenes venga por cercanías, siguiendo el símil ferroviario, y con cercanías me refiero a la gente. Vivimos un tiempo de blancos y negros y se niegan los matices, cuando los matices son el reflejo de la misma complejidad de la sociedad catalana y donde se pueden encontrar puentes de diálogo. Los favorables a la independencia de Cataluña están movilizados. La defensa del no queda secuestrada por la negación de la consulta. Y existe un distanciamiento considerable por parte de gente, me atrevería a decir que mucha, respecto a todo ello.


Esta partida de ajedrez, otro símil, sumada a la crisis económica, política y social, es terrible. ¿Las incertidumbres se multiplican y paralizan en un primer estadio, pueden venir de otros estadios? Con todo esto no es que quiera argumentar con el miedo, ni mucho menos, es la alerta que me provoca cuando escucho y hablo.


La calidad democrática también queda secuestrada cuando no se produce el debate razonado y riguroso que contrapone argumentos, y la echamos de menos. La solución debe pasar por las urnas inevitablemente, porque es la democracia, porque la demanda es mayoritaria, y porque el mismo historial nos lleva a hacerlo. La solución no es jurídica, es política, ¿queda margen? Puede que los maquinistas bajen y hablen.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil