jueves, 2 de julio de 2020 12:16
Sociedad

Las Mercedarias de Santiago niegan que las monjas estuvieran retenidas contra su voluntad

|


La Comunidad de Madres Mercedarias Descalzas de Santiago han mostrado su "perplejidad, dolor y consternación" ante la denuncia de que tres monjas originarias de la India estaban supuestamente retenidas en su convento de Santiago de Compostela.


En una carta remitida este viernes, explican que el pasado 23 de enero fueron informadas, a través de un requerimiento judicial, de que cinco de ellas "debían prestar declaración en los Juzgados de Santiago por una denuncia de detención ilegal". Todo ello "sin que, en ningún momento, previamente la Orden hubiese recibido información de denuncia alguna sobre presuntos comportamientos delictivos en sus 300 años de existencia, ni por parte de organismo judicial ni de persona particular".


Asimismo, en el texto señalan que, actualmente, "tras los últimos acontecimientos", forman la comunidad siete hermanas de España, India y México. "Es una pequeña comunidad universal, llena de alegría y variedad cultural", aseguran. 


QUISIERON FACILITARLES UNA VIDA CONTEMPLATIVA


Además, han recordado que "hace más de 15 años" quisieron "facilitar el desarrollo de la vida contemplativa" a distintas jóvenes extranjeras de Kerala (India) y de México. "Algunas de las cuales ahora son monjas de votos solemnes y otras fueron descubriendo con el paso del tiempo que el Señor las llamaba a otro tipo de vocación en la Iglesia y en el mundo", han indicado.


En la misiva remitida a través del Arzobispado de Santiago, las Madres Mercedarias Descalzas de Santiago explican que estas hermanas están "muy integradas" y "llevan el paso de la comunidad".


Así, recuerdan que una de las que decidió abandonar la vida monástica "fue Vicaria" (segundo oficio en importancia en la comunidad por su responsabilidad) durante seis años y llegó a ser Superiora en funciones durante un tiempo. Tras ello, estuvo encargada del torno conventual, en el que se atienden las comunicaciones con el exterior.


En esta línea, las Mercedarias han precisado que "todos" los cargos y tareas que se realizan en el convento "son elegidos democráticamente para un periodo de tres años, al término de los cuales se procede a otra elección".


MISMO JUZGADO QUE EL DEL ACCIDENTE DEL ALVIA


El caso está ahora en manos del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago, con Andrés Lago Rubio al frente, el mismo en el que se llevó el juicio por el accidente del Alvia en Santiago de Compostela y del que únicamente ha sido condenado el conductor.


Según informó este jueves el Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSXG), el Decanato de los juzgados de Santiago hizo durante esta jornada el sorteo de la causa entre los juzgados de instrucción, tras recibir un último informe pendiente. Este reparto se hace dado que los hechos que se investigan ocurrieron en un momento indeterminado.


Ahora que la causa ya está repartida es el momento de que la Fiscalía mueva ficha y decida si actúa de oficio, ya que las religiosas supuestamente detenidas decidieron no presentar denuncia. El nuevo juez instructor deberá decidir, además, se llama a declarar como investigado la algún responsable de la congregación.


relacionada El juzgado del accidente del Alvia de Santiago asume el caso de las monjas retenidas
relacionada Las monjas indias del convento de Santiago confirman a la jueza que fueron retenidas en contra de su voluntad
relacionada La policía libera a tres monjas indias retenidas contra su voluntad durante años en un convento gallego
relacionada Víctimas del Alvia estudian interponer una queja al entender que la actuación del juez es "negligente"
relacionada El maquinista del tren Alvia siniestrado en Angrois, único imputado en el caso

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil