domingo, 17 de noviembre de 2019 11:52
Sociedad

​España es uno de los países de la UE donde más crecen las emisiones de efecto invernadero

|

Contaminacion madrid

Las emisiones de gases de efecto invernadero en España crecieron un 16,9% desde 1990 hasta 2014.


Esto sitúa a nuestro país como el tercero de la Unión Europea en el que más se incrementaron este tipo de emisiones contaminantes, sólo por detrás de Malta y Chipre, según datos la oficina de estadística comunitaria Eurostat.


El departamento de estadística europeo ha publicado la edición de este año del libro de indicadores en los campos de la energía, el transporte y el medio ambiente. Según figura en la publicación, Malta (+48,7%) y Chipre (+36,4%) fueron los Estados miembros en los que más crecieron las emisiones desde 1990.


Por contra, las mayores reducciones en ese periodo de tiempo fueron las registradas en Lituania, con un recorte del 56,3%, Rumanía (-56,3%) y Letonia (-55,7%).


BAJO PESO DE LAS RENOVABLES EN ESPAÑA


En cualquier caso, el nivel de emisiones de gases de efecto invernadero en el conjunto de la UE en 2014 eran un 23% menores en relación a los niveles de 1990, lo que representa una caída absoluta de 1.135 millones de toneladas de unidades equivalentes a dióxido de carbono (C02).


En cuanto al peso de las energías renovables en en el consumo bruto final de energía en el bloque comunitario se incrementó desde un 8,5% en 2004 hasta un 16% en 2014. 


El mayor porcentaje en ese año fue el de de Suecia (52,6%), mientras que el menor fue el de Luxemburgo (4,5%). En este contexto, la tasa de electricidad procedente de energías renovables en el consumo bruto de electricidad en España fue del 19,1%, mientras que la media de la UE fue del 27,5%.


En relación con los precios de la energía, el libro muestra que España es el quinto socio comunitario con los precios de la electricidad más altos para los hogares, tras Dinamarca, Alemania, Irlanda e Italia. En concreto, los hogares españoles pagaron 0,24 euros por cada kilovatio/hora (kWh)


El precio medio que pagaron los hogares por la electricidad en la UE fue de 0,21 euros por kWh y los más bajos fueron los registrados en Bulgaria (0,10 euros), Hungría (0,11 euros) y Lituania (0,12 euros).

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil