miércoles, 1 de abril de 2020 18:40
Internacional

​Frente militar entre EEUU y Japón para dominar Asia

|

Shinzoabejapon

Shinzo Abe, primer ministro de Japón. //Foto: Europapress.


El presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, se reunirá la semana que viene con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, con el objetivo de conseguir el apoyo militar de Japón y poder así contrarrestar la influencia económica de la China en Asia, según ha informado uno de los asesores del polémico magnate.


Durante la campaña, Trump aseguró que haría pagar a Japón el mantenimiento de las tropas norteamericanas en su territorio, unas afirmaciones que han mantenido en suspenso las autoridades japonesas. Para Tokyo es de vital importancia mantener una fuerte alianza en materia de seguridad con los Estados Unidos, puesto que teme que potencias como China y Corea del Norte puedan suponer una amenaza.


En el supuesto de que la llegada de Trump supusiera establecer una posición más dura contra China y que Japón tuviera más protagonismo en materia de seguridad en Asia, es muy probable que cuente con el apoyo del Gobierno de Abe, que se caracteriza por unas políticas de línea dura y militarista.


Abe se reunirá con Trump el próximo jueves en Nueva York antes de acudir a la Cumbre de Cooperación Económica de Asia-Pacífico que se celebra en el Perú. De acuerdo con uno de sus asesores, Trump busca que Japón "juegue un papel más activo en Asia".


Varios altos cargos de la Marina norteamericana han manifestado su satisfacción ante la posibilidad de tener la ayuda militar del Japón en sus patrullas en el Mar de la China Meridional, una región que es el foco de una disputa territorial entre varios países.


La estrategia de Tokyo durante estos últimos años ha sido evitar el conflicto directo con Pekín a pesar de las continuas provocaciones de las fuerzas de seguridad chinas. En vez de esto, ha preferido colaborar con las naciones enfrentadas con China por el control del mar Meridional, como Filipinas.


El presidente electo ha prometido que durante sus primeros 100 días en la Casa Blanca eliminará el "secuestro presupuestario" de Obama y que utilizará este dinero para financiar la construcción de decenas de nuevos barcos de guerra. Esta medida, de acuerdo con el asesor, "mandará un mensaje a Pekín, así como a nuestros aliados en Japón y Corea del Sur que los Estados Unidos planea quedarse en Asia durante bastante tiempo".

relacionada Las principales promesas electoral que han llevado a Trump a la Casa Blanca
relacionada Primera reunión entre Obama y Trump en la Casa Blanca
relacionada El emperador de Japón anuncia su deseo de abdicar por motivos de salud

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil