viernes, 7 de mayo de 2021 15:22
Politica

Rajoy condiciona la reforma de la Constitución a preservar la unidad del Estado

|

Rajoy constitucion


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este martes que el PP está "siempre dispuesto a considerar cualquier reforma" de la Constitución que "sea razonable", pero ha defendido que antes se fije con "claridad" lo que no se toca.


Según ha dicho, éste no es un asunto para "ocurrencias" ni para "frivolizar", sino para "hacer las cosas muy bien" como en 1978.


Así lo ha asegurado Rajoy a su llegada al Congreso de los Diputados para participar en el 38 aniversario de la Carta Magna


Un acto al que han asistido varios de sus ministros como la de Defensa y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, el titular de Interior, Juan Ignacio Zoido, o la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat.


Rajoy ha afirmado que si hay que cambiar las "normas de convivencia" hay que tener en cuenta qué se quiere reformar, saber qué temas se tratan y qué temas no se tratan, así como conocer "cuál es final" de la comisión parlamentaria que en el supuesto de que se cree en el Congreso.


"Éstas cosas conviene hablarlas y pactarlas", ha enfatizado, para añadir que la Carta Magna de 1978 es el "pacto más importante" que se ha hecho en 40 años y "es importante saber qué se va a tocar y qué no se va a tocar".


De hecho, se ha remitido al referéndum convocado en Italia sobre la reforma constitucional y que ha acabado con la dimisión del primer ministro, Mateo Renzi: "¡Ahora voy a convocar yo un referéndum!", ha proclamado Rajoy con ironía ante los periodistas.


NO BASTA CON PP, PSOE Y C's


Lo sucedido en Italia ha estado presente en los diferentes corrillos de la fiesta de la Cámara Baja, y en las filas del Gobierno y del PP se ha puesto el acento en los peligros que conlleva un referéndum, dado que abrir esa vía aconseja contar con Podemos y, a ser posible, también con los nacionalistas.


En España, si la reforma de la Constitución afecta al título preliminar --la definición de España--, los derechos fundamentales o la Corona, es obligatorio celebrar un referéndum e incluso disolver las Cortes para que un nuevo Parlamento revalide la reforma.


En el resto de temas, el referéndum es posible siempre que lo pida el 10 por ciento de una Cámara, lo que en el Congreso supone solo 35 diputados.


El propio Rajoy ha admitido en una charla informal con los periodistas que para reformar la Ley fundamental no puede haber solo un pacto de PP y PSOE, sino que se necesita una mayoría tan amplia y un nivel de consenso como el que hubo en 1978.


"No se puede reformar la Constitución sin una inmensa mayoría", ha dicho Rajoy.


A su entender, la pregunta que hay que hacerse es qué se quiere reformar, una idea que ha repetido constantemente en esta jornada.


Preguntado en un par de ocasiones qué cree el PP que habría que reformar, el jefe del Ejecutivo no ha contestado.


LO QUE HAY QUE "PRESERVAR"


El jefe del Ejecutivo ha defendido "fijar con claridad qué es lo que hay que preservar" y, en este punto ha citado la unidad de España, la soberanía nacional, la igualdad de los españoles, los derechos y libertades fundamentales, la pertenencia a Europa y los pilares básicos del Estado del Bienestar como la educación, las pensiones y la sanidad.


"Creo que todo eso hay que preservarlo porque son pilares básicos de la convivencia en los que estamos de acuerdo todos. A partir de ahí, evidentemente se puede hablar, pero creo que debemos ser prudentes y saber claramente qué es lo que queremos modificar y qué es lo que no queremos modificar", ha enfatizado.


Así, Rajoy ha subrayado que hay "algunas operaciones en la vida", como la reforma constitucional, en las que "conviene conocer el principio y también el final".


En su opinión, éste no es un asunto para "ocurrencias, historias o para frivolizar" sino para "hacer las cosas muy bien" como en 1978.


Ana pastor constitucion


PASTOR: "CUALQUIER AJUSTE" HA DE CONTAR CON "TODOS"


Por su parte, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha pedido prudencia en torno al debate de la reforma constitucional y ha avisado de que la Constitución de 1978, que fue fruto de un acuerdo "de todos" y que este martes cumple su trigésimo octavo aniversario, no puede sustituirse por otra pensada "sólo por y para algunos".


Durante su discurso en la Cámara Baja, Pastor ha hecho referencia a la posibilidad de que esta legislatura pueda reformarse la Carta Magna, lo que, según ha defendido, requiere un debate "profundo y sosegado, abierto a la sociedad y respetuoso con los procedimientos", y no situarse en posiciones "inmovilistas".


"Si la reforma constitucional es una posibilidad siempre abierta, la virtud de la prudencia, llamada a veces sabiduría o cordura, debe guiar los pasos de los gobernantes, pues deben responder ante los ciudadanos", ha manifestado.


La tercera autoridad del Estado ha subrayado la importancia de conservar la "ambición" por seguir avanzando "juntos" como sociedad, teniendo presente que "cualquier ajuste" en el marco la convivencia ha de contar con "todos".


"No se puede modificar la Constitución al margen de la misma, ni tendría sentido que la que ha sido la Constitución de todos fuese sustituida por una Constitución pensada sólo por y para algunos", ha resumido.


relacionada La Constitución cumple 38 años con un Congreso más abierto a reformarla
relacionada MODIFICAR LA CONSTITUCIÓN, SÍ. RESPETARLA, TAMBIÉN
relacionada El PSOE quiere empezar a debatir la reforma de la Constitución en las próximas semanas

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil