lunes, 23 de octubre de 2017 06:31
Opinión

CiU, PSC y ERC se tapan las vergüenzas SPANAIR

Javier Mulleras
Javier Mulleras

Parece ser que un nuevo tripartito ha aparecido en el Ayuntamiento de Barcelona, un tripartito formado por CiU, PSC y ERC, que se pone de acuerdo para taparse las vergüenzas y ocultar la verdad de SPANAIR, un tripartito unido por la quiebra operación pública de SPANAIR, dónde se demostró que tan peligroso es el intervencionismo de la izquierda como el del nacionalismo.

El Partido Popular propuso al Ayuntamiento de Barcelona constituir una Comisión de Control de los 75 Millones ? públicos que se dilapidaron en esta operación sólo de ayudas directas de este ayuntamiento, el 75% durante la etapa tripartita del Alcalde Jordi Hereu y el 25% restante durante la etapa del Alcalde Xavier Trias.

Los grupos políticos de CiU, PSC y ERC vetaron esta comisión y evitar que se pudiera constituir con su voto en contra. El grupo de IC se abstuvo, dejando solo al PP en la búsqueda de las verdaderas razones que llevaron al Ayuntamiento de Barcelona a derrochar el dinero público de todos. Hemos desaprovechado una gran ocasión de aportar luz y transparencia a una de las inversiones más perjudiciales de los últimos años en la economía de nuestra sociedad.

SPANAIR ha sido la historia de un fracaso, una operación de alto riesgo, donde se encendieron todas las luces de alarma, constantemente, y se cumplieron las peores expectativas. Desde el punto de vista económico y social, los números son muy claros: dejó un agujero contable de 520 Millones ?, más de 4.000 familias en paro, de la noche, al día, más 200 Millones ? de dinero público perdidos en esta operación entre las aportaciones de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona.

La quiebra de SPANAIR ha encabezado el informe de reclamaciones de la Agencia Catalana de Consumo de 2012, siendo el primer problema denunciado por los catalanes, con 3.574 reclamaciones, más que las preferentes de Catalunya Caixa.

Uno de los grandes problemas de Spanair fue, precisamente, que los políticos quisieron hacer de empresarios, con criterios políticos, y no con criterios empresariales. SPANAIR pedía constantemente tiempo, pedía un crédito que, en Cataluña, nadie le daba, ni el sector privado ni el sector financiero catalán, ... excepto, claro está, las instituciones públicas, Ayuntamiento y Generalitat continuaron inyectando dinero ... por razones políticas

La participación pública debía servir para impulsar el proyecto y hacer de puente, para atraer la iniciativa privada. Pronto se vio que esto no sería así, y que la simbólica inversión privada se convirtió en una coartada para una inyección de dinero público ilimitado.

Nos decían que SPANAIR era la clave para el futuro del aeropuerto del Prat. Y no lo era. SPANAIR quebró a principios del 2012, y el Aeropuerto del Prat cerró el 2012 con recuerdos de pasajeros y crecimientos superiores en Barajas, en un contexto de crisis generalizada. El Aeropuerto de Barcelona está liderando la apertura de nuevas rutas en toda España desde 2012.

Los mismos partidos que impulsaron y apadrinó la pérdida de más de 200 Millones ? públicos en la operación de SPANAIR han opuesto a la creación de la Comisión de Control de las ayudas públicas en el Ayuntamiento de Barcelona, ¿por qué será? ¿por qué se tapan las vergüenzas?

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil