lunes, 23 de octubre de 2017 13:44
Opinión

RAZONES PARA UN NO

José Miguel Villarroya
José Miguel Villarroya

En mis años de periodista siempre he tenido claro que el mensajero no podía ser el objeto de la noticia o la opinión, es por ello que les pido disculpas, pues éste artículo va sobre quien les escribe, lo que rompe las reglas básicas de la profesión, pero les pido me lo permitan por una necesidad personal.


Como viejo militante socialista estoy convocado a la consulta que el partido realiza sobre los futuros pactos de gobierno. La pregunta de por sí es genérica, abierta a interpretaciones y difícil de decir que no, si no imposible; el problema reside en que en estos momentos hay un pacto sobre la mesa con un partido político, y es aquí donde la situación cambia.


Se ha llegado a un acuerdo con C’s, teniendo en cuenta que la pregunta habla de fuerzas progresistas y del cambio, por mi parte no puedo votar que si. No considero a C’s un partido ni de izquierdas ni progresista, directamente es una fuerza neoliberal contraria a los intereses de la clase trabajadora y de las capas más desfavorecidas de la sociedad, y de cambio nada, partido lampedusiano (que todo cambie, para que todo siga igual); es decir todo lo contrario a lo que he defendido en esta vida.


Sin entrar en detalles del acuerdo, en el que hay aspectos de la política económica y social en los que no estoy de acuerdo, sí que diré que está pensado por parte de C’s para hacer entrar en el mismo al PP por la gatera, y es que el señor Rivera, como un Maquiavelo moderno, representante de las ideas más perniciosas para los trabajadores, algo busca de este acuerdo.


En mi vida política, siempre he actuado según mi conciencia y he dicho lo que pienso, nunca tuve un cargo público, si orgánicos tanto en el PSOE, el PSC y el SPD (en los años que viví en Alemania) desempeñando mis funciones con disciplina y lealtad al partido, pero siempre siguiendo lo que marcaba mi espíritu socialista.


Es por ello, en el momento en que se me pregunta mi opinión, digo que NO a un acuerdo con alguien al que considero mi enemigo de clase, que está a mucha distancia de mis preceptos ideológicos, y que representa todo aquello contra lo que he luchado. Respeto a los compañeros y compañeras que voten que si, espero que ellos respeten mi opción; pero no encuentro ningún argumento ni objetivo ni subjetivo para dar mi voto afirmativo; otra cosa sería traicionarme a mí mismo.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil