lunes, 26 de septiembre de 2022 01:42
Opinión

Sánchez y Aragonès no romperán la baraja

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Presidente gobierno pedro sanchez analiza impacto coronavirus 1 1 1
Pedro Sánchez. Foto: Europa Press

 

Los medios de comunicación se han convertido en el lugar elegido para que los políticos hagan eso que se llaman política. Se envían mensajes entre ellos, se dan pistas falsas y  pretenden explicar todo lo buenos que son y lo mucho que trabajan por el bienestar de las personas.  A los políticos se les llena la boca de hablar  de lo transparentes que son en su gestión, de la ética que emplean y no sé cuantas cosas más. Es la parte de márqueting externo. Pero la política real es bien distinta. En demasiadas ocasiones se hacen en la trastienda, sin transparencia, sin informar a la opinión pública y haciendo lo contrario de lo que explican. Eso es  hacer política: el 90% de lo que se pacta, hablan o deciden se queda para ellos, el 10% restante es lo que declaran a su manera. 

 

"La política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve a ellos". Apuntaba el escritor Louis Dumur


Este viernes, máxima atención en la reunión que van a celebrar el presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez y el presidente de la Generalitat de Catalunya, Pere Aragonès para intentar salvar la Mesa de Diálogo que ha estado en “paro político-estratégico “durante unos cuantos meses". Las propuestas de cada uno de ellos, aparentemente no son coincidentes, es más, según dicen, contrarias, lo que lleva -al menos públicamente- a desacuerdos y pocos puntos que  puedan alcanzar consenso. Eso es lo que se ve y se escucha ¿lo que no se explica es otra cosa? .

 

Bien es cierto que la escenificación de la última reunión preparatoria al encuentro presencial ha sido más “amable”: la consellera Laura Vilagrà salió a la planta baja del Palau a recibir al emisario de Moncloa, el ministro  de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños. Los gestos de los dos protagonistas se mostraban más relajados, aunque después las declaraciones  por separado a los medios cada uno barría  para su “casa”. Es lo que se esperaba.


Así que, la reunión, en Moncloa, de los dos presidentes  viene precedidas del debate del Estado de la Nación, donde los republicanos  en boca de su portavoz en el Congreso  Rufián ha tenido una actitud desafiante- ¿va por libre?, algo que no ha gustado nada  en Moncloa ni en la calle Ferraz.

 

Además, este jueves, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, ha manifestado que Bélgica  se extralimitó al denegar la ejecución de una orden de detención que en su día emitiera el Juez Llaneras sobre el alcance de las euroórdenes contra los líderes independentistas y sobre la capacidad de los estados miembros de la Unión Europea para rechazarlas.  Lo que quiere decir que le da la razón al juez.  Un pronunciamiento que cae como un jarro de agua fría en el movimiento independentista , que esperaba que  esta y otras sentencias que hay pendientes les fueran favorables. 


Los temas judiciales  serán  de las primeras propuestas que presentará  Pere Aragonès, para ver si el otoño que se prevé movido judicialmente pueda “suavizarse” con permiso de los jueces, la fiscalía, ya es otra cosa, como se ha ido comprobando últimamente.


Los republicanos juegan para conseguir sus objetivos conocedores de la necesidad que tiene el presidente Sánchez para aprobar no solo los presupuestos sino las medidas económicas y poder  agotar la legislatura. Una postura que algunos catalogan  de chantaje.


Los republicanos esperan  que Sánchez ceda en algunas de sus propuestas, pero hay  peticiones en las que no está dispuesto a ceder, máximo con los datos que está dando las últimas encuestas que no le son nada favorables.


Sea como sea, la pregunta es ¿serán capaces de fijar  la nueva reunión de la mesa de dialogo? . Y si es así, ¿que va a decir JxCat que anda nervioso por la  decisión de la Fiscalía de pedir seis años de cárcel e  inhabilitación de la presidenta del Parlament, Laura Borras que ya ha anunciado que no piensa dimitir y le endosa al Parlamente su cese?. Una situación complicada política y judicialmente.  Aragonès es consciente de que con el PSOE en el gobierno le es más fácil negociar, mientras que, si llegara Feijóo a la Moncloa, las cosas se complicarían más. 


Decía Sir Francis Bacon  filósofo, político, abogado y escritor del siglo XVII”: "Es muy difícil hacer compatibles la política y la moral”.

COMENTAR

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil
CLABE