viernes, 14 de diciembre de 2018 01:54
Sociedad

​El colapso catastrófico del Etna podría desencadenar un tsunami

|

El volcu00e1n Etna en erupciu00f3n


El mayor volcán activo de Europa se está deslizando en el océano, y se teme que el reciente descubrimiento pueda desencadenar un tsunami.


A los científicos les preocupa que los lentos movimientos que se han medido en el flanco sureste del Etna puedan incrementarse y provocar que parte del mismo se derrumbe en el agua.


Un evento de este tipo pondría en peligro a las comunidades vecinas de Sicilia, ya que los escombros penetrarían en el océano circundante, causando posiblemente olas devastadoras.


Sin embargo, los investigadores que monitorean el sitio dicen que todo lo que pueden hacer por ahora es "vigilar" el volcán activo, ya que no hay forma de saber si esta aceleración se producirá en años o siglos.


Trabajos anteriores sugieren que el movimiento del Etna fue el resultado de un remolino de magma dentro del volcán, lo que significa que el movimiento se limitaría a su cima.


Sin embargo, un cuidadoso seguimiento del lecho marino alrededor del sitio ha revelado que los movimientos graduales de deslizamiento del Etna afectaron a un área mucho más amplia. Un hallazgo que, según los científicos, aumenta el riesgo de un "colapso catastrófico".


"El Etna es enorme. Tiene más de 3.000 metros de altura y se eleva por debajo del nivel del mar", señala la doctora Morelia Urlaub del Centro de Investigación Oceánica Geomar Helmholtz. "Es muy pesado, y crece continuamente."


Los trabajos anteriores se han centrado únicamente en el componente superficial del Etna, pero la recopilación de las nuevas mediciones submarinas ha confirmado que el movimiento se debe a que la gravedad actúa sobre su creciente e inestable flanco.


"Se puede pensar en un deslizamiento lento en este momento -teníamos 4 cm en 15 meses-, así que se mueve muy lentamente, pero existe el peligro de que se acelere y forme un deslizamiento que se mueva muy rápido hacia el mar", dice el doctor Urlaub a 'The Independent'.


Hay relatos históricos de tales colapsos que ocurren en volcanes más pequeños, pero el registro geológico tiene evidencia de que afectaron a grandes áreas en Hawaii y las Islas Canarias hace millones de años.


Para entender si algo similar estaba ocurriendo en tiempo real en el Etna, los científicos recolectaron datos de los sensores de presión durante varios meses, publicando sus resultados en la revista 'Science Advances'.


Si bien estos datos les dan una mejor idea de los movimientos del volcán, Urlaub indica que es difícil calcular el riesgo de desastre a partir de estas mediciones, dada su inmensa antigüedad.


"Hemos estado monitoreando el Etna en tierra durante unos 30 años, pero 30 años no es nada comparado con la edad del Etna, que tiene 500.000 años". "Podría pasar en 10, 100 o 100.000 años, no lo sabemos".


Con esto en mente, comenta que por ahora es muy importante seguir monitoreando el volcán y tratar de hacerse una idea de qué nivel de movimiento podría indicar un colapso inminente.


"Hay que investigar mucho más", señalando que intentarán "ser conscientes de que existe un peligro y mantener un ojo en el flanco del Etna".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil