domingo, 26 de mayo de 2019 01:21
Ciencia e investigación

​La proteína del calamar podría ser una respuesta ecológica al plástico

|

Más de 8 millones de toneladas de plástico terminan en nuestros océanos cada año, matando la vida marina y dañando los ecosistemas. Pero los mismos mares también podrían ser la clave para reducir la contaminación plástica.


Las proteínas que se encuentran en los calamares pueden ser utilizadas para crear alternativas sostenibles a los plásticos, según un informe publicado en 'Frontiers in Chemistry' este 21 de febrero. 


Los calamares agarran a sus presas con ventosas en sus tentáculos y brazos. Las tazas están equipadas con "dientes de anillo" afilados que mantienen los alimentos en su lugar. Los dientes están hechos de proteínas que son similares a la seda, y estas se han convertido en el tema de interés científico en los últimos años.


Un calamar muestra un espectu00e1culo de colores


Melik Demirel, de la Universidad Estatal de Pensilvania, es el autor principal del nuevo informe, que revisa la investigación existente sobre los materiales fabricados a partir de estas proteínas. Dice que su equipo ha producido prototipos de fibras, recubrimientos y objetos 3D hechos de las proteínas de los dientes de anillo de calamar (SRT).


Demirel dice que estos materiales naturales son biodegradables y que podrían proporcionar una "excelente" alternativa a los plásticos.


Las proteínas de la TER se pueden producir en el laboratorio utilizando bacterias genéticamente modificadas, lo que significa que no necesitan usar ningún calamar. El proceso se basa en la fermentación, utilizando azúcar, agua y oxígeno.


PROPIEDADES 'AUTOCURATIVAS'


Según los investigadores, las proteínas de la TER tienen "propiedades notables" y los materiales fabricados con ellas son elásticos, flexibles y resistentes. También tienen capacidades de conducción térmica, de autocuración y eléctrica, lo que les da el potencial para algunas aplicaciones nuevas.


Uno podría ser crear una tela autocurativa y reciclable haciendo una capa que sea resistente a los daños causados por las lavadoras. Esto podría reducir el número de microfibras de la ropa que terminan siendo arrastradas a los océanos, lo que contribuye a la contaminación microplástica.


MÁS: Los microplásticos están en todas partes y no sabemos cuáles son los riesgos


Las proteínas de la TER también podrían usarse para hacer ropa protectora para agentes de guerra química y biológica, dicen los investigadores.


Además de contaminar nuestros océanos, se ha descubierto que los plásticos emiten gases de efecto invernadero cuando se degradan.


"Soy un científico de polímeros y quiero minimizar la contaminación plástica y crear sostenibilidad ambiental", explica Demirel.


Demirel reconoce que se necesita más trabajo para aumentar la producción de los materiales. Las proteínas sintéticas de la TER cuestan actualmente por lo menos 100 dólares el kilogramo, pero él espera bajar el precio a una décima parte de eso.


relacionada REV, el barco más grande del mundo para extraer plástico del océano
relacionada Un estudio encuentra microplásticos en todos los delfines, ballenas y focas
relacionada Enzimas que comen plástico y biocombustibles de agua de mar contra el cambio climático

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil