lunes, 23 de septiembre de 2019 14:03
Ciencia e investigación

​El dióxido de carbono alcanza un nivel no visto en 3 millones de años

|

La concentración de dióxido de carbono en la atmósfera de la Tierra ha subido a un nivel visto por última vez hace más de 3 millones de años, antes de que los humanos aparecieran.


El sábado, los sensores del Observatorio Mauna Loa en Hawaii indicaron que las concentraciones del gas de efecto invernadero -un subproducto de la quema de combustibles fósiles- habían alcanzado 415 partes por millón (ppm), lo que significa que por cada millón de moléculas de gas en la atmósfera, 415 eran de dióxido de carbono.


El dióxido de carbono atrapa el calor del sol, y los niveles más altos están asociados con el aumento de las temperaturas globales y otros efectos del cambio climático, como el aumento del nivel del mar y los patrones climáticos inusuales.


Emisiones de CO2


El nivel de CO2 en la atmósfera ha aumentado una media de 2,5 ppm al año durante la última década, alcanzando las 400 ppm en 2013, y es probable que el nivel aumente a partir de aquí.


"Estamos corriendo hacia un estado muy diferente del tipo en el que evolucionaron los humanos y en el que se desarrolló esa civilización", dijo Ralph Keeling, geoquímico del Instituto Scripps de Oceanografía en La Jolla, California.


La última vez que los niveles de dióxido de carbono atmosférico fueron tan altos fue durante la época del Plioceno, que se extendió de unos 5,3 millones a 2,6 millones de años atrás. Durante ese período, el nivel medio del mar era unos 15 metros más alto que el actual y los bosques crecían tan al norte como el Ártico, dijo Rob Jackson, profesor de ciencias del sistema terrestre de la Universidad de Stanford. "La Tierra era un lugar muy diferente", dijo. "Apenas reconocerías la superficie de la tierra, y Dios mío, no queremos ir allí."


Pero hay evidencia que sugiere que el planeta se dirige en esa dirección. Si la trayectoria actual continúa, los niveles de CO2 podrían llegar a 500 ppm en 30 años, una cifra que podría significar un aumento de la temperatura global de al menos 2 grados centígrados.


"Al ritmo actual, podríamos llegar a ese punto dentro de la vida de muchas personas", dijo Keeling sobre el sombrío hito que tenemos por delante.


Los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera están comúnmente representados en un gráfico conocido como la Curva Keeling, llamada así por el padre de Keeling, Charles David Keeling, quien comenzó a tomar mediciones diarias de dióxido de carbono atmosférico en 1958 desde lo alto del Observatorio Mauna Loa en Hawaii. La curva muestra una fuerte subida, debido al cambio climático causado por el hombre.


A medida que el planeta se acerca a las 500 ppm, los científicos están dando la voz de alarma sobre el potencial de cambios catastróficos en nuestro medio ambiente. "Ninguno de estos números específicos son realmente umbrales en el sentido de que algo en particular sucede cuando los cruzamos", dijo Gavin Schmidt, un climatólogo que dirige el Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA en la ciudad de Nueva York, a NBC News MACH en un correo electrónico. "Pero a medida que pasamos por ellos, estamos poniendo nuestro pie en el acelerador del cambio climático, y los impactos y daños continuarán aumentando".


Pero es difícil decir exactamente qué traerán estos cambios, o cuándo. Algunas cosas, como la pérdida de vegetación y de cobertura de hielo marino, serán cada vez más visibles a corto plazo. Otras cosas, como el derretimiento de las capas de hielo en la Antártida y Groenlandia, ocurren más lentamente. "Pero estos impactos van a persistir por mucho tiempo", dijo Dana Royer, profesora de ciencias de la tierra y ambientales de la Universidad Wesleyan en Middletown, Connecticut. "Una vez que eso sucede, no podemos revertirlo."


Incluso si el cambio a la energía renovable y otras medidas ayudan a mantener el flujo constante de dióxido de carbono en la atmósfera, es probable que nuestros descendientes se vean afectados por las consecuencias negativas de nuestros niveles artificialmente elevados de CO2.


"No vamos a ver todas las consecuencias de 415 partes por millón de dióxido de carbono hoy", dijo Jackson. "Se necesitarán mil años de gente - 30 generaciones de gente - para pagar el precio de lo que estamos haciendo hoy."

relacionada Las emisiones mundiales de carbono alcanzan su máximo histórico en 2018

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil