miércoles, 25 de noviembre de 2020 00:28
Internacional

Boris intenta aprobar su acuerdo para el Brexit en tiempo récord

|

Borisjohnsonenelparlamento


El primer ministro británico, Boris Johnson, intentará este martes aprobar la legislación necesaria para poder garantizar que el Reino Unido abandone la Unión Europea el 31 de octubre, independientemente de que haya o no consenso en la Cámara de los Comunes sobre el acuerdo negociado por Downing Street con Bruselas.


"Hemos negociado un acuerdo que nos permitirá salir sin interrupciones y que proporciona un marco para una nueva relación basada en el libre comercio y la cooperación amistosa. Nos vamos de la Unión Europea, pero siempre seremos europeos", dirá el Primer Ministro británico en la Cámara de los Comunes, según un extracto del discurso que previamente se puso a disposición de los medios de comunicación.


"Espero que el Parlamento vote hoy para recuperar el control para sí mismo y para el pueblo británico, y que el país pueda volver a preocuparse por el coste de la vida, la sanidad nacional y la conservación de nuestro medio ambiente", dijo también el Primer Ministro.


Este es el primer paso (después de una falsa salida impuesta el lunes por el presidente de la Cámara de los Comunes) de un esfuerzo que Boris Johnson y su gobierno prevén que dure tres días. Sin embargo, en el tercer intento de Boris Johnson de conseguir que su plan para el Brexit sea aprobado en la Cámara de los Comunes, el camino que el jefe de gobierno tiene por delante está lleno de virajes.


Esta votación se produce después de que los parlamentarios no consiguieran alcanzar el acuerdo del Brexit alcanzado por Boris Johnson la semana pasada en Bruselas. Además, la Cámara de los Comunes aprobó la Enmienda Letwin, que requiere la aprobación de legislación previa para que el Brexit avance.


El principal desafío de Boris Johnson este martes es conseguir que los diputados aprueben esta legislación, presentada el lunes por la noche por el Gobierno británico (PDF en inglés). Sin embargo, Boris Johnson también tendrá que convencer a los diputados de la Cámara de los Comunes de que el documento de 115 páginas se votará este martes después de las 19.00 horas, es decir, menos de 24 horas después de su publicación.


Según el diario, aunque se apruebe la legislación propuesta por el gobierno, el camino no es fácil. Los diputados también pueden proponer enmiendas a la legislación en cuestión, como su adopción bajo ciertas condiciones, como un segundo referéndum o una nueva ampliación del plazo del Brexit.


Un segundo referéndum es una oportunidad que sale de la caja de Boris Johnson. Y aunque esa opción no le satisface, el Primer Ministro también ha enviado una carta a Bruselas pidiendo un nuevo aplazamiento, aunque ha dejado claro que esa no era su convicción; está claro que sólo lo estaba haciendo porque se trataba de la imposición de la Cámara de los Comunes.


En este sentido, el Primer Ministro británico debe decir este martes que "los ciudadanos ya no quieren prórrogas, al igual que los demás líderes europeos, ni yo mismo". "Vamos a conseguir el Brexit el 31 de octubre y seguir adelante", dirá el Primer Ministro británico.


Para que se apruebe la legislación que podría permitir un Brexit el 31 de octubre, Boris Johnson tendrá que obtener votos no sólo de su escaño parlamentario, sino también de la mayoría de los rebeldes que abandonaron el Partido Conservador en protesta contra su liderazgo y también de los diputados del Partido Laborista pro-Brexit.


En la votación del sábado sobre el acuerdo de Boris Johnson con Bruselas, el Primer Ministro fue derrotado por una mayoría de 322 votos a favor y 306 en contra.


JUNCKER DICE QUE EL BREXIT ES UNA "PÉRDIDA DE TIEMPO Y ENERGÍA"


El Presidente del Consejo Europeo y el Presidente de la Comisión Europea coincidieron este martes en la liberación de la responsabilidad de la Unión Europea en caso de un "Brexit" sin acuerdo, recordando que, por parte europea, se hizo todo lo posible para evitar este escenario.


En su intervención ante los eurodiputados en Estrasburgo (Francia) sobre el resultado de la cumbre europea de la semana pasada, Donald Tusk afirmó que la situación relativa a la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea (UE) es "bastante caótica tras los acontecimientos del pasado fin de semana" en Londres.


"Los británicos han pedido una extensión del proceso del Artículo 50, estoy consultando a los líderes sobre cómo reaccionar y decidiré en los próximos días. Por supuesto, esa decisión dependerá de lo que decida el Parlamento británico y de lo que no decida. Debemos estar preparados para cualquier escenario, pero una cosa debe quedar clara: como le dije al Primer Ministro [Boris] Johnson el sábado, un 'Brexit' sin acuerdo nunca será nuestra decisión", subrayó el Presidente del Consejo Europeo.


La misma línea fue seguida por Jean-Claude Juncker que, en su último debate sobre las conclusiones de un Consejo Europeo, empezó por lamentar haber pasado tanto tiempo en su mandato de cinco años tratando sobre el Brexit.


"Fue una pérdida de tiempo y de energía. La Comisión trabajó incansablemente para negociar un acuerdo con el Reino Unido a fin de respetar la decisión del Reino Unido de abandonar la UE. Ahora tenemos un acuerdo que crea seguridad jurídica para la salida. Ha costado mucho trabajo llegar hasta allí. Escuché al Primer Ministro Johnson como escuché a Theresa May antes. Nuestros negociadores han trabajado sin descanso y, una vez más, han demostrado creatividad. El acuerdo que hemos alcanzado satisface todas las demandas de este Parlamento", dijo.


Para el presidente del ejecutivo de la UE, la UE puede "al menos" mirarse a los ojos y asegurarse de que ha hecho todo lo que está en su mano para sacar a ese país del bloque de la UE de forma ordenada.


"Con este espíritu, estamos preparando a la UE para cualquier eventualidad, independientemente de lo que ocurra al otro lado del canal. Ahora tenemos que seguir muy de cerca los acontecimientos de Westminster", dijo, aprovechando la oportunidad para defender la decisión del Parlamento Europeo de no votar sobre el acuerdo revisado antes de que sea ratificado por Londres.


El lunes, la Conferencia de Presidentes del PE decidió no votar sobre el texto hasta que pase por la Cámara de los Comunes, después de que el Presidente de la Cámara, John Bercow, rechazara una propuesta del Gobierno británico para volver a someter a votación el acuerdo del Brexit', argumentando que ya se había presentado una moción sobre el acuerdo a los diputados el sábado y que sería "repetitivo y confuso" debatir de nuevo.


El sábado, el Gobierno finalmente retiró la propuesta antes de que fuera sometida a votación debido a la aprobación de la enmienda que suspendía la ratificación final del acuerdo hasta que se aprobara la legislación que regula el texto y Boris Johnson escribió a Tusk para solicitar una prórroga del Brexit hasta el 31 de enero.

relacionada Los planes de Boris Johnson se complican: el speaker del Parlamento impide votar la ley del Brexit
relacionada Tusk y Juncker coinciden en que la UE nunca será culpable de un callejón sin salida con el Brexit

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil