viernes, 6 de diciembre de 2019 21:38
Internacional

​Lula da Silva declara la guerra: "Debemos seguir el ejemplo del pueblo de Chile. Tenemos que atacar"

|

Lula Silva 1


"Sólo salvaremos a este país si tenemos el valor de hacer un poco más. Lo que han hecho en Chile es el modelo de lo que Guedes[Paulo Guedes, Ministro de Economía] quiere hacer aquí, la jubilación que quieren hacer aquí es lo que hicieron en Chile, y está causando que los ancianos mueran porque no tienen un salario. Por eso en Chile la gente está en la calle. Ya hay 20 jóvenes ciegos que han perdido un ojo. Ya han arrestado a más de 1.000 personas. Y la gente se va a la calle. Porque el gobierno que es elegido no es elegido para destruir, es elegido para gobernar. (...) Este país no merece el gobierno que tiene. Tenemos que estar en las calles y especialmente en la juventud. Los jóvenes luchan ahora o el futuro será una pesadilla. Vamos a pelear mucho. Y la lucha no es un día y meses más tarde volver. No, la lucha es todo el día. Este joven estará en la calle contigo. No dejar que destruyan nuestro país. Puedes contar conmigo, porque lo único que no haré en la vida es traicionar la confianza que tienes en mí.


No hay duda: este sábado, Lula da Silva, el ex presidente de Brasil que el viernes fue liberado por orden judicial. Después de 580 días de prisión, regresó a la sede del sindicato metalúrgico del que era dirigente, en São Bernardo do Campo, São Paulo, de donde salió para entregarse a la Policía Federal el 7 de abril de 2018, para hacer una declaración de guerra a Bolsonaro.


"No saben, no saben lo caliente que estoy por luchar por este país. Ellos no lo saben. Tenemos que seguir el ejemplo del pueblo de Chile, de Bolivia. Tenemos que resistir. En realidad, no se está resistiendo. Es luchar, atacar y no sólo defenderse. Estamos muy tranquilos.


Contra la distribución de las armas de Bolsonaro, distribuiremos libros, empleos, acceso a la cultura....". Este es el país que queremos y sabemos cómo construir.


Prometiendo que en 2022 "la llamada izquierda de la que Bolsonaro tiene tanto miedo de derrotar a la ultraderecha que tenemos tantas ganas de derrotar", dijo: "No hay nadie que arregle este país si no lo quiere arreglar". No tiene sentido. Tenemos que tomar la siguiente decisión: este país tiene una población de 210 millones de habitantes y no podemos permitir que la milicia acabe con este país que hemos construido. Quiero que esta gente sepa que este país es nuestro. A los 74 años no puedo ver este país que hemos construido destruido. No veo que aumente el número de personas que duermen en la calle. No puedo ver más niños de 14, 15 años siendo violados y asesinados por la policía, a veces inocentes y a veces porque robaron un teléfono celular. Si la gente tiene un lugar para trabajar, si se le paga, si la gente tiene un lugar para estudiar, si la gente tiene acceso a la cultura, la violencia caerá. Y tenemos que decir: contra la distribución de las armas de Bolsonaro, vamos a distribuir libros, empleos, acceso a la cultura. Este es el país que queremos y sabemos cómo construir.


"Lo digo sin rencor: Moro es un mentiroso. Dallagnol es un mentiroso".


Fueron unos 50 emotivos y emocionantes minutos de un discurso en el que, con humor, pidió a los que le escuchaban que lo entendieran: "Chicos, seamos pacientes, porque no he hablado durante 580 días. Y ahora quiero hablar (...). Tengo que terminar o de lo contrario dirás: arresta a Lula otra vez, que está hablando más".


Un discurso en el que certificó haber estado en sus 580 días encarcelado para "prepararse espiritualmente para no tener odio" y no haber salido de la cárcel, como algunos esperaban, "más radicalizado" y "con odio", para luego llevarlo sobre sus enemigos. "Soy libre como un pájaro y duermo toda la noche con la conciencia tranquila de los hombres honestos. Dudo que Moro duerma con la conciencia tranquila como yo. Dudo que este Dallagnol duerma.... Y dudo que el Bolsonaro duerma con la conciencia tranquila de que yo duermo. Y quiero decirles que he vuelto".


Sin embargo, advirtió, la batalla no ha hecho más que empezar: "Aún no hemos ganado nada. Lo que queremos ahora es que se juzgue un hábeas corpus que se ha presentado ante el Tribunal Supremo Federal, anulando todas las demandas en mi contra. Porque ahora hay suficientes argumentos para demostrarlo, y lo digo sin rencor: Moro es un mentiroso. Dallagnol es un mentiroso. Dallagnol es un mentiroso, no es por el Intercept [el sitio web de noticias que comenzó este verano para revelar las conversaciones entre Moro y los abogados de Jet Wash que se conocieron como Vaza-Jato]. Es por lo que escribieron en mi defensa. Todo de lo que habla ahora la Intercepción ya estaba en mi defensa hace cuatro años. Y sólo hay una explicación para este proceso: sacarme de la disputa electoral.


Luego calificó al juez Sérgio Moro de "sinvergüenza" y acusó al fiscal Deltan Dallagnol y a su equipo de Jet Wash de utilizar el caso para "robar". "Quiero repetir aquí hoy algo que dije ese día[cuando se entregó para ser detenido]: cuando un ser humano, hombre o mujer, tiene claro lo que quiere en la vida y lo que representa y que sus verdugos y acusadores están mintiendo, tomé la decisión de ir allí. Para la Policía Federal. Cuando podría haber ido a una embajada, a otro país. Si hubiera salido de Brasil, me habrían tratado como a un fugitivo. Decidí acercarme a ellos para enfrentarme a las bestias y probar que el Juez Moro no era un juez, sino un sinvergüenza que me estaba juzgando. Y necesitaba probar que Dallagnol no representa al Ministerio Público, que es una institución seria. Dallagnol formó una banda con el grupo de trabajo Jet Wash, incluso para robarle dinero a Petrobras y a los contratistas. Y estaba seguro de que los delegados que hicieron la investigación en mi contra mintieron en cada palabra que escribieron.


"No tenemos que hablarle mal al Bolsonaro, ya es un mal lenguaje".


Contra Bolsonaro, comenzó por revertir las acusaciones de corrupción que le hace, exigiendo que el presidente le explique cómo puede, como salario de jubilado del ejército y como diputado, poseer un patrimonio acumulado de "17 casas". Quiero saber cómo reúne dinero este tipo", se quejó, cuando Lula dice de sí mismo: "Fui diputado y presidente, y rechazar mi trasero no me hará caer ni una moneda del bolsillo".


E invocó el asesinato de Marielle Franco, acusando a Bolsonaro de gobernar para proteger a las milicias e impedir el descubrimiento de la verdad: "Hay gente que dice que debemos derrocar al Bolsonaro. Hay gente que habla. Este ciudadano fue elegido democráticamente y nosotros aceptamos el resultado de las elecciones. Tiene un mandato de cuatro años. Pero fue elegido para gobernar para el pueblo brasileño y no para los milicianos de Río de Janeiro. No puede investigar lo que hicieron para matar a Marielle. No es válida la grabación de su hijo[se refiere a la grabación presentada por el hijo de Bolsonaro como la que está a la entrada del condominio donde Bolsonaro tiene una casa y donde dos de los sospechosos del crimen se conocieron el día del asesinato; el portero dijo que fue Jair Bolsonaro quien, vía telefónica, dio permiso para que uno de ellos, Elcio Queiroz, un amigo de la familia Bolsonaro, entrara al condominio, y que hay una grabación que lo prueba]. Tiene que haber una experiencia seria. No puede hacer una investigación, así que sabemos con seguridad quién mató a nuestra guerrera Marielle, la gran concejal de Río de Janeiro. El gran compañero defensor de las mujeres. Tiene que explicar dónde está Queiroz".


relacionada Iglesias celebra que Lula salga de prisión: "Pueden encarcelar al hombre pero nunca sus ideas"

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil