domingo, 9 de agosto de 2020 16:20
Politica

Sánchez defenderá un presupuesto europeo del 1,114 por ciento del PIB, como propone Bruselas

|

Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, defenderá ante sus socios europeos un marco financiero plurianial para el periodo 2021-2027 que ascienda al 1,114 por ciento de la Renta Nacional Bruta (RNB) europea disponible, como propone la Comisión Europea, según ha señalado a su llegada al Consejo Europeo que se celebra en Bruselas.

A su juicio, ese importe global -el "tamaño de la tarta", ha dicho-- es comparible con "el nivel de ambición" que España quiere para mantener "políticas tradicionales que están haciendo mucho bien al medio rural" como la Política de Cohesión y la Política Agrícola, y al mismo tiempo prestar atención a las nuevas prioridades.

No obstante, fuentes del Ejecutivo ya adelantan que la negociación será más difícil que cualquier negociación presupuestaria anterior, porque con la marcha de Reino Unido se dejan de ingresar 10.000 millones de euros al año y es una brecha que hay que cubrir.

De hecho, insisten en que España quiere que se afronte también la necesidad de nuevos recursos y entre ellos creen que la UE debería estudiar un mecanismo de compensación de carbono en frontera, es decir, una tasa para los productos procedentes de países con legislaciones climáticas menos exigentes, para impedir el 'dumping verde' y la entrada de emisiones de carbono por la puerta de atrás.

Según estas fuentes, el Gobierno incidirá en que es un error plantear la negociación presupuestaria como una elección entre las nuevas prioridades europeas -transición energética, migraciones, digitalización-- y las tradicionales, sobre todo porque se corre el riesgo de que éstas se consideren inútiles, cuando en realidad para hacer una transición ecológica hay que modernizar la PAC en un sentido sostenible.

El Ejecutivo español también defiende la política de cohesión como necesaria, no ya para equilibrar las condiciones entre países ricos y pobres, sino también entre el campo y la ciudad y para completar el mercado único, del que también se benefician los contribuyentes netos. España defenderá además el fin de los 'cheques' como el que disfrutaba Reino Unido.

En este contexto, para el Gobierno español no es aceptable la propuesta negociadora que ha presentado la presidencia finlandesa de la UE para empezar a negociar, una propuesta que, por otro lado, no ha gustado a ningún país, de manera que el nuevo presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, tendrá que presentar una nueva.

La negociación final se espera para un Consejo Europeo extraordinario el próximo mes de febrero, y este jueves, en la cena de los líderes europeos, habrá una toma de posiciones por parte de todos ellos para que Michel tenga una idea clara de cuáles serán los grandes obstáculos para el acuerdo.

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil