lunes, 21 de septiembre de 2020 21:03
Economía

​Santiago y A Coruña rechazan la ‘madrileñofobia’

|

El coronavirus todavía está lejos de ser una cosa del pasado. Pese a la mejoría, los efectos de la pandemia siguen repercutiendo en todos los ámbitos de la sociedad, con el turismo como uno de los sectores más afectados.


A este respecto, Galicia ha perdido mucho y trabaja para poner solución a un problema que ha llegado a las puerta de su año grande: el Xacobeo 2021. Galiciapress charla con los concelleiros de Turismo de las ciudades de Santiago de Compostela y A Coruña, Gumersindo Guinarte y Juan Ignacio Borrego, para conocer de primera mano la actualidad del sector, los planes con los que trabajan y cómo la ‘madrileñofobia’, tan presente en la opinión pública, puede pasar factura al turismo.


Catedral de Santiago, Praza do Obradoiro



La crisis del coronavirus ha sido un gancho que ha impactado directo sobre la mandíbula del turismo en Galicia, que contaba con las mejores previsiones de su historia en la antesala del Año Santo. Con la Catedral de Santiago a punto de abrir la Puerta Santa, en la capital gallega el flujo de turistas y peregrinos ha pasado de ser un torrente continuo a ser un goteo que en los últimos días parece haber ido estabilizándose poco a poco.


Desde la Concellería de Turismo compostelana, el concelleiro Gumersindo Guinarte, son sabedores de que el Camiño es su gran atractivo, por lo que intentan mirar al futuro inmediato con “prudencia” pero también con “optimismo”. “Hace apenas dos meses estábamos en el estado de alarma, con restricciones de movilidad que hacían imposible los desplazamientos turísticos. En esos momentos la perspectiva era que no habría temporada de verano y que mismo el 2020 sería un año completamente perdido”, comenta.


A pesar de los muchos inconvenientes, la situación ha dado un vuelco y, pese a la “compleja dificultad del momento”, desde el Pazo de Raxoi matizan que el panorama ahora es “distinto”. “Hoy estamos ya en el proceso de recuperación del sector, adaptándonos a la situación y con la confianza de que progresivamente iremos aumentando el número de turistas y peregrinos”.


En estos primeros pasos de la recuperación se encuentran también en A Coruña, donde creen que el efecto Xacobeo, aún “siendo importante”, no tendrá un resultado tan decisivo en el sector como en la capital. El número de turistas que acuden a la ciudad herculina no se deriva del Camiño de Santiago, aunque muchos aprovechan la visita a la comunidad para disfrutar de las playas y la oferta coruñesa. El concelleiro Juan Ignacio Borrego, sin obviar la realidad, tiene una perspectiva “optimista” de cara a este verano, especialmente después de las cifras que le acercan desde el sector.


Las reservas van recuperándose poco a poco y lo que se espera es que haya mucho porcentaje de reserva de última hora, ya que el comportamiento de los desplazamientos está cambiando y mucho visitante está a la espera de ver cómo se desarrolla la crisis sanitaria”, explica el concelleiro, consciente de que depende de la capacidad de las autoridades sanitarias para controlar los brotes y que estos no se reproduzcan en la zona, como ya ocurrió en Betanzos hace unos días. “Creemos que la actividad turística puede recuperarse mejor de lo que me los pensaba hace dos meses”, manifiesta.


Con todo, lo cierto es que el coronavirus ya está pasando factura a la hostelería, sobre todo a la hora de mirar a la caja. “Evidentemente e la facturación es menor debido a las restricciones de aforo y al aumento de cuestes que supuso para las empresas a adaptación a las nuevas medidas higiénico-sanitarias. Aunque quiero destacar la profesionalidad y responsabilidad que está mostrando el sector turístico en términos generales”, resalta Borrego.


Su homólogo compostelano, en cambio, advierte que si bien no puede dar cifras concretas del sector privado, sí puede transmitir la “preocupación” que se respira. “Nuestro objetivo es trabajar juntos para poder superar esta situación el antes posible, en un marco realista dadas las limitaciones”, esgrime.


“TRABAJAMOS EN DISTINTOS ESCENARIOS”

Pero, ¿y si estas condiciones no cambian, al menos en lo que se refiere a 2021? A falta de que lleguen mejor noticias en el ámbito sanitario, lo lógico es pensar que en el sector ya trabajen en un escenario en el que las medidas restrictivas, como las aplicadas durante la desescalada o el confinamiento, vuelvan a aplicarse. En A Coruña ya se han puesto manos a la obra para ponerse la venda antes que la herida. “Estamos aplicando un plan de choque de turismo que contempla todas estas medidas y trabajando también en potenciar uno de los productos que tiene más potencial desde el punto de vista de turismo de calidad, que es la ruta del Camiño Inglés desde A Coruña, y la puesta en valor del puerto como referente histórico del principal puerto xacobeo desde la Edad Media


En este sentido, en Santiago de Compostela el tema es un poco más complejo, al tratarse del epicentro del Año Santo. “Trabajamos con la idea de adaptarnos en todo momento a las situaciones que se produzcan, garantizando lo máximo posible la seguridad sanitaria tanto de la población local como de las personas que nos visitan”, remarcan en primer lugar. Con todo, sí se encuentran trabajando “con distintos escenarios”.



En ninguna de las muchas posibilidades que barajan, indica Guinarte, tendrían problemas para “conseguir consensos con los actores implicados”, como son la Xunta de Galicia o el Arzobispado. “Entendemos que compartimos los mismos objetivos respeto del Año Santo. Primero: garantizar la seguridad sanitaria de la población local y de las personas que nos visitan; y segundo aprovechar la oportunidad que supone el Año Santo como dinamizador del sector turístico y de la economía”.


¿MADRILEÑOFOBIA?

Uno de los grandes temas de las últimas semanas fue sin duda la conocida como 'madrileñofobia', un concepto que alentaron en su momento algunas formaciones políticas y a lo que los últimos brotes importados terminaron por poner en el punto de mira. Este discurso puso en guardia a todo el sector, temeroso de que esto pudiera tener una repercusión inmediata. En Santiago son claros al respecto: “Es una polémica en la que no vale la pena entrar”.


Todos tenemos que ser responsables y aplicar las medidas de protección sanitaria precisas”, argumenta Guinarte. A partir de ahí, considera que hay que tener muy presente “la importancia del sector turístico para nuestra ciudad”, así como de los miles de puestos de trabajo “que dependen de que haya movimiento turístico”.


Mientras, Borrego dice “no creer” en la ‘madrileñofobia’ y, hasta la fecha, ni comerciantes ni hosteleros les han trasladado quejas o problemas al respecto. “Es injusto tratar así a esta comunidad que representa uno de los territorios emisores de turismo más importantes”, sostiene, a la vez que matiza que lo fundamental es que tanto visitantes como vecinos “respeten las normas y tengan una conducta responsable”.


Con todo, en A Coruña lo que han impulsado es un “turismo de proximidad”. Los brotes de otras comunidades, mucho más castigadas por la pandemia que Galicia, han obligado a muchos a orientar sus planes veraniegos a apostar por un turismo de proximidad. No obstante, en María Pita no ven esto como un plan a largo plazo. “En una segunda fase, a partir de septiembre y a partir de cómo se desarrollen los acontecimientos, nuestra campaña será nacional”, agrega Borrego.



Sobre el turismo de proximidad, en Compostela tienen muy en cuenta que este verano “e incluso este año” lo que predominará será este modelo “que busca lugares amables y seguros”. “Por eso estamos haciendo un esfuerzo muy importante para captar este turismo de proximidad, centrándonos especialmente en el turismo familiar, que pensamos que será el segmento turístico con más posibilidad para Santiago en este año”, explica el concelleiro.


DEBERES PARA FEIJÓO

Pero claro, septiembre no lo ha visto nadie todavía, y pese a la incertidumbre que rodea al futuro inmediato del sector, el pasado 12 de julio sí se clarificó un aspecto fundamental en el devenir de Galicia. Las urnas renovaron al Gobierno de Feijóo al frente de la Xunta, que previsiblemente mantendrá a Román Rodríguez como titular de Turismo. Los gobiernos municipales ya han mandado deberes al despacho del conselleiro y desde la capital gallega abogan por una promoción de la ciudad “idónea a la nueva situación post-COVID19”.


Promocionar Santiago es como promocionar Galicia”, considera Guinarte. Para el titular de Turismo, la capital es “el referente” en el ámbito internacional, donde además cree que la ciudad está “muy bien valorada”. “También necesitamos apoyo para las iniciativas en materia turística que tenemos programadas”, añade.


Por su parte, desde A Coruña solo piden al Gobierno de Galicia que atienda a los gobiernos locales para trabajar “de forma conjunta” en la labor de lograr que la comunidad sea “una referencia en turismo responsable, sostenible y de calidad”. Con esta colaboración, Galicia prepara su Año Santo más particular, donde los propios gallegos, y no los peregrinos, parece que asumirán el papel protagonista. 

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil