miércoles, 26 de junio de 2019 07:58
Opinión

TERAPIA CONTRA EL PÁNICO

Miquel Escudero
Miquel Escudero

Panico


El psicólogo italiano Giorgio Nardone es un psicoterapeuta especializado en brindar remedios contra las trampas que nos agarran o acucian. ¿Qué ayuda nos podría ofrecer a todos en general para sortear, cuando menos, las trampas que nosotros mismos nos consentimos? 


En su último libro La terapia de los ataques de pánico (Herder), Nardone rememora una tablilla sumeria que reza así: “El miedo mirado de frente se transforma en valor, el miedo evitado se convierte en pánico”. El miedo no sigue los criterios de la lógica racional, pero se trata de perder el miedo a tener miedo y modificar la percepción de lo que se considera insuperable; una creencia errónea que impide la mejor de las reacciones. 


El miedo patológico, que nos anula de forma literal, debe dejar su sitio a un miedo relativo, adaptativo. Y hay que saber que si se pretende proteger a un hijo de cualquier temor, éste no aprenderá a superar ninguno. Para desmontar el mecanismo mental que nos conduce al miedo cerval y al pánico hay que contar con un lenguaje verbal sugestivo que abra el paso a una técnica psicológica, como la que postula el doctor Nardone. 


En estas páginas se presentan con detalle siete casos clínicos, desde la agorafobia hasta el pavor por la amenaza terrorista. Esta es la paradoja de la peor fantasía, recomendada ante los trastornos de ansiedad: “Si yo quisiera, en vez de mejorar, empeorar todavía más mi situación, ¿qué tendría que hacer o no hacer, pensar o no pensar?”. Preguntas para que cada paciente descubra cómo él mismo va exacerbando su problema al intentar soluciones basadas en unas percepciones erróneas; como la que resulta de dar por hecha la posibilidad de que ocurra aquello que más teme. 


Asegura Nardone que “cuanto más busques el miedo, menos lo encontrarás”. Necesitamos el escepticismo en nuestro modo de vivir, que no la actitud propia de los ilusos ni la duda patológica. Aquí se postula ‘Vencer sin combatir’; aunque no se mencione, este lema se corresponde con el mensaje del capítulo 73 del Tao Te King: “Vence sin competir, responde sin hablar”. El paradójico libro de Lao Tse finaliza asegurando que: “Porque no domina, el Maestro guía”. Ojalá absorbiésemos todos de pe a pa estos sabios textos.


Los fantasmas hay que abordarlos. Si huyes de ellos, te persiguen y te azuzan. “Ha dado caza a sus fantasmas y sus fantasmas no le han dado caza a usted”, recuerda el terapeuta. 


¡A por ellos! 

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil